Vitoria recibe el mes de febrero con frío intenso y nieve

Vitoria recibe el mes de febrero con frío intenso y nieve

La cota se sitúa a 500 metros para descender de madrugada a 300, en un inicio de mes con temperaturas más bajas de lo normal

MARÍA JOSÉ PÉREZ

Las previsiones se van cumpliendo al milímetro. La nieve que se anunciaba en Álava no ha llegado aún a Vitoria, pero empieza a teñir las carreteras de montaña. Nieva ya en Altube, por ejemplo. La N-622, la conexión entre Vitoria y Bilbao es una de las carreteras más expuestas este jueves. Las precipitaciones son mayores cuanto más al norte del territorio.

Por el momento. no hay carreteras cortadas, pero el dispositivo de vialidad invernal está ya activado y se pide especial precaución en Herrera, Opakua, Azazeta, Orduña y las carreteras N-1 y N-622.

El frente frío que a última hora del miércoles comenzó a entrar en el País Vasco dejará en Álava nieve y temperaturas muy frías. «Aunque febrero es estadísticamente una de las épocas más frías del año, podemos decir que estos días las temperaturas van a estar por debajo de la media», advierte José Antonio Aranda, responsable meteorológico de Euskalmet. «Nos enfrentamos a una situación fría incluso para esta época del año», reitera. Y junto a esas bajas temperaturas llegará también la nieve. Podría hacerlo esta misma tarde-noche.

El frente frío «es bastante activo», explica Aranda, y «avanza bastante rápido». Esta circunstancia provocará que a pesar de que en la pasada madrugada la cota estaba situada «muy por encima de los 1.000 metros», irá cayendo de forma notable y para el mediodía «estará en torno a los 600-700 metros», detalla el responsable meteorológico de Euskalmet. La caída no se frenará y hacia las seis de la tarde, las previsiones indican que la cota rondará los 400-500 metros, con lo que «podría llegar a nevar por la tarde noche en Vitoria».

Que no te sorprenda la nieve

El momento de más frío se producirá el viernes. En las primeras horas de la madrugada las nevadas ya llegarán a los «300-400 metros o menos», continúa Aranda, quien justifica por qué se ha decretado la alerta naranja para el viernes: «Aunque la nieve no caiga de forma copiosa pueden generarse problemas por las bajas temperaturas». A partir del mediodía de mañana, el aviso se convertirá en amarillo hasta la medianoche. Las precipitaciones «poco a poco irán remitiendo» hasta el punto de que en la noche del viernes «se abre una especie de ventana que durará hasta mediodía del sábado, ya sin precipitaciones», detalla Aranda.

A partir de ese momento, los pronósticos son algo más inciertos. En principio, todos los parámetros que manejan los meteorólogos indican que entrará otro sistema. «Pero hay que tener en cuenta que las condiciones han estado bastante cambiantes». Si se mantienen, el domingo la cota de nieve volverá a caer hasta los 500 metros.

«Salir preparado»

Ante estos pronósticos que pueden causar problemas especialmente en las carreteras, el responsable meteorológico de Euskalmet recomienda que «si hay que viajar, se haga preparado y sin prisas». El departamento de Seguridad del Gobierno vasco aconseja a los conductores que revisen el estado de neumáticos -a ser posible de invierno-, frenos y anticongelante, lleven siempre cadenas, el depósito de combustible lleno y elementos de abrigo. También consideran útil contar con un teléfono móvil con batería, muy especialmente para quienes tuvieran circular por carreteras secundarias.

En sus recomendaciones, Seguridad no sólo se dirige a los conductores, sino también a montañeros y excursionistas a los que recuerda que sería deseable que suspendieran las excursiones y travesías en montaña. Si finalmente salen, aconseja dejar aviso del itinerario previsto e ir bien preparado para las inclemencias meteorológicas adversas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos