Vitoria inicia la caza selectiva de palomas en cuatro colegios ante el «peligro sanitario»

El número de palomas ha aumentado en los últimos años en Vitoria. /Igor Aizpuru
El número de palomas ha aumentado en los últimos años en Vitoria. / Igor Aizpuru

Se trata de una medida «excepcional» por los problemas higiénicos detectados en Ibaiondo, Lakuabizkarra, Ángel Ganivet y Ramón Bajo

IOSU CUETO

El Ayuntamiento de Vitoria ha ordenado la colocación de jaulas en cuatro centros escolares de la ciudad para capturar palomas de forma selectiva y poner fin al «peligro sanitario» y las continuas quejas que éstas generan. Las primeras intervenciones tienen lugar en los centros Ibaiondo, Lakuabizkarra, Ángel Ganivet (Santa Lucía) y Ramón Bajo (Casco Viejo). El concejal de Salud Pública, Peio López de Munain, trasladó ayer al resto de grupos municipales el inicio de esta campaña. Los problemas que provocan las heces de estos ejemplares no es nuevo, pero los técnicos alertan de que en los últimos años han ido a más. Pero la ordenanza municipal de protección animal de 2014 prohíbe tanto su captura como su sacrificio. De ahí que el número de palomas haya aumentado, lo que ha afectado de lleno a algunos centros escolares.

Por eso, el Ayuntamiento ha decidido realizar capturas puntuales -cazarlas y después gasearlas, como hacen ya «en casi todas las ciudades del entorno»-, una medida que el edil socialista calificó como «excepcional». López de Munain indicó que su equipo no ha tenido más remedio que dar este paso «dados los problemas higiénico-sanitarios que las palomas están ocasionando en estos centros escolares donde, pese a las medidas adoptadas, sigue existiendo un peligro sanitario al que debemos hacer frente ya mismo».

Heces y plumón

El edil de Salud Pública consideró que «ya no es suficiente» con las limpiezas que el Ayuntamiento realiza tanto de manera regular como excepcional. «La suciedad de las heces y el plumón generan un importante riesgo de enfermedades de naturaleza digestiva y respiratoria. Por eso vamos a actuar así. Porque primero está la salud del alumnado de estos centros», zanjó.

El concejal insistió en que la medida «no tiene carácter general», sino que se aplicará en los colegios que hayan tenido este tipo de problemas con las palomas. «Mientras tanto, seguimos trabajando en la aplicación de las medidas debatidas en el Elkargune de animales como es la instalación de palomares, para lo que hemos presupuestado 30.000 euros para el año que viene».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos