Vitoria estudiará implantar paradas intermedias en el 'gautxori' para evitar riesgos a menores o mujeres

Las viajeras de los autobuses nocturnos podrían solicitar paradas intermedias. /Igor Aizpuru
Las viajeras de los autobuses nocturnos podrían solicitar paradas intermedias. / Igor Aizpuru

La capital alavesa se fija en Vigo, Barcelona y varias ciudades francesas, donde ya se lleva a cabo con éxito esta medida

JUDITH ROMERO

Vitoria estudiará la implantación de paradas de autobús intermedias en sus líneas nocturnas para evitar situaciones de riesgo, especialmente para menores o mujeres, al volver a casa tras una noche los fines de semana. Otras ciudades como Málaga, Santander, Terrassa, Sabadell, Bilbao y San Sebastián también analizan cómo incluir esta posibilidad en sus servicios sin que las frecuencias se vean afectadas. Pero ya hay ejemplos donde mirarse. Vigo y algunas ciudades francesas como Nantes, a orillas del Loira, han estrenado ya con éxito sus paradas a la demanda, lo mismo que Barcelona.

En la ciudad francesa, una de las más veteranas, este sistema está disponible a partir de las 22.30, pero la empresa de transportes reconoce que el número de usuarios que solicitan bajarse en un punto diferente a la parada habitual es «relativamente bajo». Se utiliza una media de diez veces al mes en una red que realiza 130 millones de viajes al año, pero lo cierto es que las distancias entre paradas son muy cortas en Nantes. Burdeos imitó el sistema el pasado mes de noviembre, cuando la ministra de Transportes francesa Elisabeth Borne anunció su intención de extender las paradas intermedias a toda Francia. De hecho, la región parisina, una de las más pobladas del país, comenzó las pruebas el pasado mes de febrero.

Esta opción para aportar mayor seguridad a quienes vuelven a casa en mitad de la noche también se extiende por España. El ‘nitbus’ de Barcelona comenzó a ensayar el sistema hace apenas diez días en tramos de dos líneas. En la Ciudad Condal el servicio está orientado a mujeres y menores y es el conductor quien elige el lugar más seguro para detenerse. Además, las bajadas se efectúan siempre por la puerta delantera para que el chófer tenga una visión adecuada. Sin embargo, la ciudad pionera en ofrecer paradas a demanda en España es Vigo, que encabeza esta apuesta desde hace ya varias semanas. Los usuarios pueden beneficiarse de las paradas a demanda tanto en las líneas diurnas como las nocturnas. Eso sí, han descartado extenderlo a personas con discapacidad porque «las paradas intermedias no cumplen con las medidas de seguridad necesarias» para descender en silla de ruedas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos