Vitoria estrenará un mercado navideño que pretende consolidar «al estilo centroeuropeo»

El mercado navideño de Dresde (Alemania) es uno de los más antiguos, ya que su primera referencia documentada data de 1434./E. C.
El mercado navideño de Dresde (Alemania) es uno de los más antiguos, ya que su primera referencia documentada data de 1434. / E. C.

La feria se abrirá el próximo jueves frente a la plaza de Abastos y contará con productos «100% alaveses»

Ander Carazo
ANDER CARAZO

La Navidad vitoriana ya está por todas partes. Las coloridas luces iluminan 46 calles del centro de la ciudad, la gruta del Belén Monumental de la Florida acoge a sus primeros visitantes y el ajetreo de las compras se empieza a detectar en muchos comercios. Pero esta vez habrá algo novedoso que se aleja de los actos tradicionales que reinan durante estas fechas. En la calle Jesús Guridi, frente a la plaza de Abastos, se instalarán unas casetas «al estilo de los mercados navideños que se pueden encontrar en muchos puntos de centroeuropa», subrayan sus organizadores.

La feria se inaugurará el 14 de diciembre (el próximo jueves) a las 18.30 horas y hasta el 5 de enero ofrecerá producto «100% alavés». Habrá pan, pastelería, quesos, paté, mermeladas, vino de Rioja Alavesa, txakoli y, entre otros muchos artículos, licor de la planta eguzkilore. En el mercado participarán comercios como Artepan o La Peña Dulce, además de librerías y otra serie de comercios. Los puestos estarán abiertos jueves, viernes y sábado en horario de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas.

Este novedoso mercado busca trasladar a Vitoria parte de la magia y la esencia navideña que se puede disfrutar ahora mismo en las calles de Viena, Núrenberg, Praga, Estrasburgo, Budapest, Zúrich, Bruselas o Dresde, donde se encuentra el más antiguo de Europa que data de 1434. El ferial está organizado por Aenkomer (la Asociación de Empresarios de Comercios y Servicios de Álava) en colaboración con la plaza de Abastos, pero sobre todo ha sido impulsada con una partida de 60.000 euros que el PP logró incluir en los presupuestos del Gobierno vasco para el presente ejercicio. Un dinero que ha servido para sufragar el gasto que ha supuesto la compra de las diez casetas.

La idea, según Edurne Parro (Aenkomer), es recuperar parte de la esencia que durante cinco ediciones supuso la feria Goxo-Goxo. «Ya hay mercados en las plazas de la Provincia y Fueros por estas fechas, y nosotros lo que buscamos es un formato diferente. Lo hemos ligado al producto local y no queremos que se ciña a unas simples casetas, sino que habrá catas gratuitas de vino, txakoli, sidra, quesos de pastor, ternera, pollo, cerdo, carne de potro... Casi todo el mundo ha degustado esos alimentos y, sin embargo, muchos desconocen las diferencias o para qué son idóneos», detalla la directora gerente de este colectivo.

Los comercios no estarán fijos en los puestos y se rotará semana tras semana de forma que puedan tener representación las cuadrillas del territorio histórico. No faltarán los villancicos y la decoración navideña con el objetivo de busca la reactivación del comercio en Álava. En los días previos a la Nochebuena, además, se espera contar con la presencia de Olentzero.

El objetivo es que esta iniciativa perdure en el tiempo y se sume a la agenda de acontecimientos de la ciudad. De hecho, la formación conservadora tiene previsto incluir una nueva enmienda de 50.000 euros en las próximas cuentas del Gabinete Urkullu. Una cantidad que será menor ya que entonces no habrá que comprar nuevos puestos, pero servirá para garantizar la continuidad del mercado.

Reactivar el comercio local

«Tenemos un compromiso con Vitoria y, por eso, esta fue una de nuestras principales propuestas dentro de un paquete global de 1,06 millones de euros para 2017 para acciones de desarrollo económico, emprendimiento y turismo en nuestra ciudad, encaminadas a dinamizar y apoyar el comercio local, así como para promocionar Vitoria a través de la acción y estrategias turísticas», subraya la portavoz municipal del PP, Leticia Comerón.

Con este nuevo formato se busca reactivar el comercio local, además de promocionar la plaza de Abastos que, de momento, recibe a más de 40.000 personas por semana. Un punto que se ha convertido en imán para muchos turistas en sus recorridos por Álava. Además, esta es la primera vez que se utilizará el espacio de Jesús Guridi para fines comerciales después de que, tras un reciente acuerdo de la Junta de Gobierno Local, la plaza de Abastos ya sea su titular. «A partir de ahora, aprovecharemos sus 980 metros cuadrados para dinamizar el comercio», anuncia el gerente de la plaza de Abastos, Eloy López de Foronda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos