«Quien no respete los derechos de las mujeres, que se quede en su casa», clama Urtaran

Decenas de personas, junto a la corporación, se han concentrado esta mañana en repulsa a la agresión sexual.
Decenas de personas, junto a la corporación, se han concentrado esta mañana en repulsa a la agresión sexual. / Igor Aizpuru

La plaza de España ha guardado diez minutos de silencio en repulsa por la violación registrada el domingo junto a la estación de autobuses

JUDITH ROMERO

Vitoria se ha concentrado este martes a las 11.00 horas en la plaza de España en señal de repulsa por la violación registrada el domingo por la mañana en las inmediaciones de la estación de autobuses. Junto a diversos concejales de Vitoria, dirigentes forales y miembros de las Juntas Generales se han congregado blusas y otros ciudadanos que han guardado diez minutos de silencio bajo la fina lluvia que se han roto con fuertes aplausos de solidaridad y apoyo con la víctima.

«Hoy celebramos el Día del Blusa y la Neska, y en breve celebraremos las fiestas de La Blanca, y Vitoria es una ciudad moderna que quiere que las relaciones humanas se basen en el respeto. Si hay alguna persona que quiere venir a nuestra ciudad a entender que las relaciones no se basan en ese respeto a los derechos de las mujeres, de los hombres y del colectivo LGTBI, que se quede en su casa», ha afirmado el alcalde Gorka Urtaran. «Quiero mostrar mi más absoluta condena por la agresión sexual que sufrió una mujer el pasado fin de semana y mostrarle todo nuestro cariño, apoyo y solidaridad a la víctima, a la familia y a sus amigos», ha señalado.

Izaskun Landaida, directora de Emakunde, también se ha sumado a la protesta para mostrar su rechazo a las agresiones machistas. «Condenamos con firmeza la violación que ha sufrido esta mujer», ha afirmado antes de destacar que 'No es no' es el mensaje que el Instituto Vasco de la Mujer quiere transmitir a la sociedad.

El ataque machista tuvo lugar a primera hora del domingo, cuando una joven se subió en el coche de un desconocido que le ofrecía acercarla a la terminal de Lakua. Una vez en el interior, el sospechoso le propuso mantener relaciones sexuales y la víctima se negó de forma tajante por lo que se bajó del coche, pero al percatarse de que se había olvidado el teléfono móvil volvió a parar el vehículo y entonces el individuo supuestamente la violó.

Fotos

Vídeos