VITORIA ARMA EL BELÉN

Un congreso convierte la ciudad durante el ‘puente’ de El Pilar en la capital nacional del pesebrismo, coincidiendo con el 30 aniversario del colectivo belenístico alavés

Luis María Sánchez Iñigo contempla el belén de San Francisco. / Igor Aizpuru
Francisco Góngora
FRANCISCO GÓNGORA

Álava cuenta con algunos de los belenes más originales del mundo, como el monumental de La Florida o el barroco de Laguardia, y con una tradición en templos, colegios, comercios, empresas y viviendas que se ha conservado viva a pesar de la crisis religiosa. Mucha culpa de la buena salud del pesebrismo local la tiene la Asociación Belenista de Álava, formada por unos 120 miembros, que ha sabido mantener el fuego encendido de esa afición. Más de 40.000 personas visitan cada año la exposición de belenes del claustro de los Carmelitas.

Para afianzar más esta tradición que va por los ocho siglos, desde que la instaurara San Francisco de Asís, y como reconocimiento a la labor realizada en los últimos años, la agrupación ha conseguido para la capital alavesa la organización del 55 Congreso Nacional Belenista, que tendrá lugar durante este puente del Pilar, del 12 al 15 de octubre, coincidiendo además con el 30 aniversario del colectivo alavés. Es la primera vez que Vitoria consigue organizar un acontecimiento tan importante en el belenismo.

Se espera la presencia de unos 300 congresistas y una docena de artesanos de primer nivel que van a dar un ambiente muy pesebrista a la ciudad. A ello contribuirá la instalación de unos 200 nacimientos de forma anticipada tanto en la capital como en algunos pueblos de la provincia. Por cuestiones de logística y seguridad no se ha podido instalar el belén monumental de la Florida, pero los que quieran disfrutar de esta tradición van a encontrar abiertos la Gruta de la Florida, la iglesia de Santa María de Laguardia con su pesebre histórico o San Francisco de Asís, en Zaramaga, donde puede verse la colección de Luis María Sánchez Íñigo.

La Diputación ha cedido un gran belén, expuesto solo una vez en Madrid en 1992, a la iglesia de Arbulo. En Añua será la asociación Gorostidi Taldea la que expondrá sus nacimientos. Y en Olazagutia (Navarra) habrá tres exposiciones.

Visitas abiertas

Aunque las visitas a esta gran selección de nacimientos alaveses son especialmente para los congresistas, la gente podrá acudir libremente a lugares como el claustro del Carmen y su iglesia, la parroquia de Los Ángeles, el Museo de los Faroles o la catedral nueva.

Las actividades de las jornadas comenzarán este jueves 12 de octubre con visitas turísticas opcionales para todos los congresistas al Valle Salado de Salinas de Añana y a Laguardia. Por la noche, se inaugurará el congreso en el salón de actos de los Marianistas, con la habitual presentación de la revista Anunciata, la lectura de la primera ponencia ‘El camino que lleva a Belén’ del catedrático Juan Giner y la imposición de corbatines.

El Palacio de Villa Suso será el corazón del encuentro de expertos, especialistas, aficionados y público en general porque allí se desarrollará viernes, sábado y domingo, en horario de 10.30 a 14.00 y de 16.30 a 20.00 horas, la feria de artesanos. Se espera la presencia de los mejores tallistas de figuras, entre ellos un italiano.

El sábado 14 se desarrollará por la mañana la asamblea general ordinaria de la Federación Española de Belenistas mientras el resto de congresistas comenzará la visita de las exposiciones del centro de Vitoria, situadas en los lugares emblemáticos del pesebrismo. La clausura de la feria mercado, el domingo 15, cerrará la actividad.

Aprendizaje

«Han sido 30 años de aprendizaje, haciendo cada vez alguna cosa más, no sólo en el plano belenista, sino en el organizativo. Antes de lanzarnos a solicitar ser sede, ya nos habíamos probado con dos ferias de artesanos en Vitoria, un encuentro nacional en Laguardia, rutas de nacimientos por la ciudad y la provincia, o un encuentro de las asociaciones del Norte. Ahí valoramos nuestra capacidad», asegura Íñigo Bastida, presidente de la Alavesa y de la Federación Española de Belenistas.

«La afición a los belenes es algo muy nuestro. Tenemos uno, el de La Florida, que es posiblemente el mejor del mundo en su género y está muy prendido en los recuerdos de nuestra infancia. Quién no ha visto alguna vez el del Carmen. Vitoria proyecta de esta manera una imagen vinculada a valores culturales y tradicionales que llegan a las emociones, algo de valor incalculable», indicó el regidor.

Fotos

Vídeos