Una veintena de cotillones dará opciones de todo tipo para despedir el año en Vitoria

Un local abarrotado de jóvenes celebra el fin de año en la capital alavesa./Rafa Gutiérrez
Un local abarrotado de jóvenes celebra el fin de año en la capital alavesa. / Rafa Gutiérrez

Se reactiva el interés por las fiestas de Nochevieja, que este año darán cabida a unos 7.300 alaveses

JUDITH ROMERO

La Nochevieja vitoriana ofrece todo tipo de opciones para pasarlo bien y, como cada año, sus hosteleros preparan cotillones y fiestas para todos los gustos con los que despedir el 2017 por todo lo alto en hoteles, bares y discotecas. Sus propuestas para el final del calendario cuentan con un aforo total de 7.344 personas que deberán respetar a rajatabla para entrar en el 2018 con buen pie, evitar aglomeraciones y garantizar la diversión y la seguridad de quienes adquirieron su pase y sus vales de consumiciones hace semanas.

El departamento de Seguridad Ciudadana y la Policía Local ya trabajan en garantizar el control de estos establecimientos, que deben solicitar una nueva licencia si han variado su superficie, aforo o niveles de ruido antes de celebrar un cotillón. Eso sí, los locales que no lo celebren pero cuenten con una gran afluencia también han sido inspeccionados para evitar situaciones de riesgo. La discoteca más concurrida del territorio alavés será la Sala Sunset, en la plaza de San Antón. El antiguo Elefante Blanco regresa desde los años noventa para vivir su primera Nochevieja del siglo XXI con un cotillón a 20 euros con dos consumiciones, 25 en taquilla.

Hasta 897 personas bailarán al ritmo de su música electrónica, latina y comercial y disfrutarán de una cena fría acompañadas por gogós. La Policía Local ya giró visita por los locales para recordarles el contenido del bando de Alcaldía durante la primera quincena de diciembre y los Bomberos fijaron su aforo. A partir de la 1.00 de la madrugada del día 1 los agentes volverán a visitar las instalaciones para comprobar la afluencia y el estado de las salidas de emergencia. Pero la discoteca Sunset no será la única sala de gran aforo en engalanarse para Nochevieja. Glow, antes conocida como The End, abrirá sus puertas en la calle Florida para 896 personas apenas dos semanas después de su reapertura.

Los DJ animarán el ambiente a un precio de 20 euros con dos consumiciones. Y, como no podía ser de otra manera, establecimientos como El Caserón y el Andere siguen adelante con su tradición de ofrecer cotillón. El primero ofrece photocall, recena, autobuses entre Armentia y el centro y permite la presencia de menores, lo que lo convierte en una opción atractiva para las familias. Por su parte, Andere ofrece seis consumiciones, buffet libre y sorteos. Ambos restaurantes han colgado ya el cartel de ‘sin entradas’.

El cierre del año se presenta con más opciones que hace doce meses pese a que establecimientos como el hotel Palacio de Elorriaga hayan renunciado a celebrar su cotillón. Por el contrario, Zaldiaran repite. Hasta 180 personas degustarán un menú de 135 euros con estrella Michelin y barra libre hasta las tres de la madrugada en el comedor de la Avenida Gasteiz. La sala Mitika, que también repite, contará con la presencia de la teclista Lorena de Tena y ofrecerá cuatro consumiciones con la entrada de 50 euros.

En el embalse

El hotel Silken Ciudad de Vitoria ha optado por un menú de tinte tradicional. Su propuesta es de 140 euros. Quienes prefieran diversificar y despedir al año con aperitivos pueden optar por El Reservado. El local de la calle Libertad ofrece cena por 80 euros y cotillón con un coste adicional de 50 euros. Otro destino desde el que despedir el año es el pantano de Landa, porque el Club Náutico de Vitoria ha organizado su propio cotillón y contará con un autobús para desplazarse hasta el embalse de Ullibarri-Gamboa. El viaje dará comienzo a la 1.30 en la Catedral Nueva y, una vez en las instalaciones, se celebrará una reedición de las campanadas con cava y golosinas a las 3.00 de la madrugada.

De vuelta en Vitoria, los asistentes a la sala LeCoup pueden empezar el año con un regalo. El local de Beato ofrece cinco copas por 40 euros y siete por 50 y ha agotado sus entradas con el sorteo de una tele de 42 pulgadas y varias cenas para dos. El éxito de la iniciativa ha llevado a los promotores a preparar una fiesta alternativa con recena en la Cervería Refugio, en el cantón de Anorbin. Locales como Xfera Café & Club y Asador 10 Gibajas también se suman a la tendencia de celebrar la Nochevieja, y decenas de bares abrirán sus puertas hasta altas horas para amenizar la noche a los alaveses. Cualquier excusa es buena para recibir el año fuera de casa, como hacerlo con un chocolate con churros en la cafetería de Dendaraba desde las 4.00.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos