Una conductora en dirección contraria provoca un accidente mortal en Treviño

Situación en la que ha quedado uno de los vehículos accidentados.
Situación en la que ha quedado uno de los vehículos accidentados. / Bomberos Euskadi

La conductora del vehículo que circulaba en sentido contrario por la autovía ha dado negativo en los test de alcohol y drogas

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Una conductora que ha entrado en la autovía A1 en sentido contrario ha provocado un brutal accidente este lunes que se ha cobrado la vida de una mujer, acompañante en un vehículo que circulaba correctamente, y ha dejado ocho heridos de diferente consideración, entre ellos dos niños. Según el parte médico hecho público por Osakidetza a mediodía, tres de esos ocho heridos han sido ya dados de alta, todos ellos atendidos en Txagorritxu: son un bebé de 14 meses, un niño de 3 años y el hombre de 31. La conductora que provocó el siniestro dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas a las que fue sometida.

De acuerdo al parte médico de la Sanidad pública vasca, permanecen ingresadas en Santiago con pronóstico reservado tres mujeres, dos en el servicio de traumatología, de 30 y 49 años, y una más, de 53 años, en la UCI, según ha informado el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza en un comunicado. Al hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro, en Burgos, fueron trasladadas dos mujeres de 34 y 53 años.

En dirección contraria en la autovía

El suceso ha tenido lugar sobre las 5.30 horas, en el kilómetro 331 de la A-1, sentido Burgos, en el municipio de Condado de Treviño, según han informado la Guardia Civil. Según las primeras investigaciones, «el accidente se desencadenó cuando un vehículo que circulaba en sentido contrario, por causas que aún se desconocen, colisionó frontalmente con otro», aseguraron fuentes del Instituto Armado a este periódico. Tras el primer choque, un tercer vehículo ha colisionado por alcance con los que se habían visto involucrados en el primer siniestro.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron efectivos de la Guardia Civil de Tráfico y Bomberos de Burgos, Miranda de Ebro y Vitoria, después de recibir información de que una persona se encontraba atrapada en uno de los vehículos, han explicado fuentes del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León.

Desde Emergencias Sanitarias del servicio de Sanidad de Castilla y León, Sacyl, se envió una ambulancia de soporte vital básico y una UVI móvil, y Osakidetza desplazó una UVI móvil y tres ambulancias de soporte vital básico.

Retenciones

En el momento de la colisión, la A-1 quedó lógicamente cortada al tráfico. Pasadas las ocho de la mañana, la vía ha sido reabierta, y se han formando fuertes retenciones, que han llegado hasta los cinco kilómetros. A las nueve se ha restablecido el tráfico y la carretera ha recobrado la normalidad.

Fotos

Vídeos