Los vecinos de Sansomendi volverán a aparcar junto al cuartel

Leticia Comerón, portavoz del PP, en el Ayuntamiento de Vitoria, durante la visita al barrio. /E. C.
Leticia Comerón, portavoz del PP, en el Ayuntamiento de Vitoria, durante la visita al barrio. / E. C.

Hasta 50 plazas se recuperarán gracias a una petición de la asociación Kaleartean aceptada por la Delegación de Gobierno

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Los vecinos de Sansomendi podrían tener menos dificultades para aparcar en los próximos días. El barrio vio reducidas sus plazas de aparcamiento por motivos de seguridad después de que la banda terrorista ETA atentase contra el cuartel de Legutio y acabara con la vida del agente Juan Manuel Piñuel. Diez años más tarde, la prohibición de aparcar en el tramo de la calle Sansomendi situado frente al cuartel de la Guardia Civil llega a su fin tras una petición de los vecinos a la Delegación de Gobierno. «Ya no existe tal riesgo de atentado, por lo que creímos conveniente restaurar estos aparcamientos», explicó ayer Antonio Estébanez, presidente de la asociación de vecinos Sansomendi Kaleartean.

El colectivo vecinal propuso recuperar dos hileras situadas junto a la isla central de la calle Sansomendi, espacios que por el momento actúan como un segundo carril para el tráfico. «El Gobierno municipal nos dijo que era muy difícil, pero tras exponer la petición en el Auzogune del pasado 18 de enero el PP nos cogió la palabra», apuntó Estébanez. El representante de los vecinos recordó que aparcar en el barrio es «complicado» y que la situación ha empeorado con los retrasos en el parking del HUA Txagorritxu. «No es que los del hospital dejen el coche en el barrio, sino que el aparcamiento de Teléfonica cada vez está más saturado», subrayaron los miembros de la asociación.

Visita técnica

Tras la prohibición los espacios situados en la acera más alejada del cuartel se transformaron en aparcamientos en batería para conseguir alguna plaza más. Con el nuevo permiso otorgado por la Delegación de Gobierno los técnicos municipales deben decidir si volver a colocarlos en línea y visitar la zona antes permitir estacionar en ella. «Hay que repintar las líneas y cambiar las señales, pero recuperar estas 50 plazas era algo sencillo que mejorará en gran medida la vida de los vecinos del barrio», afirmó la popular Leticia Comerón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos