Vecinos de la calle Santo Domingo de Vitoria inician movilizaciones tras el desalojo de doce familias

Un momento de la rueda de prensa que se ha ofrecido este jueves en la calle Santo Domingo, en Vitoria./S. A.
Un momento de la rueda de prensa que se ha ofrecido este jueves en la calle Santo Domingo, en Vitoria. / S. A.

Denuncian el «abandono institucional» de toda la arteria, con más de un 50% de viviendas en ruina o necesitadas de intervenciones profundas

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYO

El reciente desalojo de doce familias de los portales 40 y 42 de la calle Santo Domingo es la espoleta que ha hecho saltar la movilización vecinal. Con el lema ‘Contra el abandono institucional. Santo Domingo Bizirik!’, varios colectivos del barrio han puesto en marcha una campaña de protesta contra el Ayuntamiento de Vitoria que harán visible este sábado con una concentración a las 13.30 horas que tendrá lugar en la puerta precintada del número 40. Decenas de personas han comparecido en la mañana de este jueves en el mismo lugar para expresar su rechazo por lo que definen como «abandono y degradación» de una de las arterias de acceso al Casco Viejo de la capital alavesa, junto a la Catedral de Santa María, en la que existen varios edificios en ruina, «graves problemas de convivencia, pobreza extrema de muchos y muchas vecinas y casas y lonjas abandonadas».

La Asociación de Vecinos Gasteiz Txiki, Auzokon, el AMPA Ramón Bajo, Gasteizko Gaztetxea, Goian Stop Desahucios Araba y GES son los colectivos que suscriben un comunicado en el que animan a los residentes de Santo Domingo a «hacer un esfuerzo y recuperar esta calle, mediante el trabajo en común, la denuncia y la solidaridad entre vecinos y vecinas». La única reacción posible, se insiste, porque ni el Gobierno vasco, ni el Ayuntamiento de Vitoria, ni la Diputación de Álava «han ofrecido a los vecinos y vecinas de Santo Domingo un gesto de solidaridad, ayuda y colaboración para poder superar las condiciones de vida en las que se encuentra la calle».

Noticias relacionadas

Según datos aportados por estos colectivos, de los 39 edificios que existen en esa arteria de la ‘almendra’, cinco han sido declarados recientemente en situación de ruina «y otros van camino de estarlo». Porque dieciocho necesitarían una intervención «profunda» y «no se están concediendo ayudas adaptadas a las necesidades del vecindario». Asimismo, existen en la zona un total de cuarenta lonjas y locales y solo alrededor de una decena «tiene actividad». En este sentido, los promotores de las protestas han planteado que «de los 3,5 millones de euros que el Ayuntamiento invirtió entre 2008 y 2011 en impulsar la actividad comercial en lonjas del casco –mediante la adquisición de 65 de esos espacios-, ni un solo euro se destinó a las de Santo Domingo».

Mientras tanto, prosigue la peregrinación de una parte de las doce familias desalojadas. Esta jueves, a las once, han tenido que abandonar los hoteles o apartahoteles en los que han residido los últimos días para trasladarse a otros alojamientos similares en los que también solo van a poder permanecer temporalmente. Las distintas asociaciones reclaman unas viviendas dignas mientras se resuelve la situación de los portales que necesitan importantes obras de reforma por presentar graves daños estructurales.

Fotos

Vídeos