Urtaran vuelve a dar ayudas a la red de apoyo a los presos de ETA, pese a que las de 2016 están recurridas en los tribunales

Manifestación de Sare celebrada en Vitoria por los presos enfermos. / Blanca Castillo

El equipo de Gobierno de Vitoria, con la abstención de su socio, el PSE, repite subvención a Sare e incluye también a Etxerat, en esta ocasión con una partida de 4.500 euros para cada una

David González
DAVID GONZÁLEZ

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vitoria, formado por PNV y PSE, ha aprobado este jueves dos ayudas municipales, de 4.500 euros cada una, para el colectivo de familiares de presos de ETA, Etxerat, y Sare, red ciudadana por los presos de la banda terrorista. Se da la circunstancia de que la partida para este segundo colectivo otorgada el año pasado se encuentra judicializada tras el recurso interpuesto por el Gobierno central en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Vitoria, al entender que vulneraba la legalidad.

El socio de gobierno de Urtaran, el PSE, se ha abstenido durante la junta de gobierno en que se ha adoptado esta polémica decisión. Se trata del segundo año en que el Gabinete Urtaran da apoyo económico a este tipo de plataformas, ya que en otoño de 2016 concedió otra partida a Sare.

El propio alcalde, Gorka Urtaran, ha anunciado las dos subvenciones en una comparecencia pública esta mañana. Sin entrar en detalles, las ha enmarcado en el apoyo del Ayuntamiento a «dieciséis proyectos para la promoción de la convivencia, la diversidad y la protección de los derechos humanos», con una dotación económica global de 65.000 euros. Según la versión del primer edil, estas partidas son la resolución de la convocatoria de subvenciones que, por segundo año consecutivo, ha impulsado el servicio de Convivencia y Diversidad.

A la convocatoria de este año han optado veinte solicitudes, el doble que las presentadas en 2016. «Valoradas las propuestas, dieciséis han sido los proyectos que han superado los requisitos de legalidad y lo dispuesto en las propias bases reguladoras», según la versión ofrecida por el propio Urtaran.

Lo cierto es que, por segundo año consecutivo, estas polémicas concesiones han quebrado la unidad de acción dentro del bipartito vitoriano integrado por PNV y PSE. Eso sí, al votarse los dieciséis proyectos en conjunto, los socialistas han optado por la abstención. Su negativa hubiera supuesto el rechazo al resto de las contribuciones oficiales para las otras plataformas admitidas, que nada tienen que ver con el entorno de los presos. Hace doce meses, el propio PSE ya habló de «reparo» a la concesión de esos miles de euros a Sare, plataforma que lidera el exconsejero vasco Joseba Azkarraga. «Nuestro voto no ha sido negativo porque hubiera perjudicado al resto de colectivos», indicaron entonces. Hoy han repetido postura.

«Que esté judicializado no significa que no tengan derecho a las ayudas. Si cumplen los requisitos, hasta que no haya sentencia y ésta, además, sea firme», argumenta una portavoz autorizada del Gabinete Urtaran. «Si cumpliendo todos los requisitos legales, jurídicos y habiendo pasado todos los filtros -como han pasado otras asociaciones- y las negamos, estaríamos actuando contra la ley. Sare y Etxerat son asociaciones legales. Han presentado sus propuestas, se han analizado y superado todos los controles y por tanto legal y jurídicamente no se les puede denegar esas ayudas. Denegarlas, cuando hay informes técnicos diciendo que cumplen los requisitos objetivos, sería prevaricar», concluye.

La lista de agraciados por esta partida del equipo de Gobierno Urtaran la conforman Cruz Roja (3.131 euros), asociación Wayra (2.802 euros), Harresiak-coordinadora de ONG de Euskadi de apoyo a inmigrantes (4.500 euros), Etxerat (4.500 euros), Kalimba (3.420 euros), Save the children (4.500 euros), Asociación de Autismo de Álava-Tearaba (4.500 euros), Ortzai (4.500 euros), Mujeres en diversidad (4.356 euros), Montes solidarios (4.500 euros), asociación vecinal Salburua Burdinbide (3.600 euros), Sare (4.500 euros), Talur (4.500 euros), Ceiba&Bachue (4.428 euros), Colombia-Euskadi (4.471 euros) y Amapase (3.289 euros).

Fotos

Vídeos