Urtaran retira del pleno la recalificación de pisos en la calle Florida

El solar de Florida, 53 tal y como está en este momento. / Rafa Gutiérrez

El Gobierno PNV-PSE no tenía el apoyo de ningún otro partido para sacarlo adelante

Judith Romero
JUDITH ROMERO

El Gobierno local PNV-PSE ha decidido evitarse una derrota en el pleno municipal de este viernes y ha retirado del debate el punto relativo a la recalificación de una parcela de la calle Florida para que, en lugar de apartamentos tutelados para mayores, pueda acoger una promoción residencial de una veintena de sviviendas. El alcalde Urtaran no había logrado el aval de ningún grupo de la oposición para el cambio, reclamado por la promotora, constituía la segunda modificación urbanística de calado dentro del Masterplan Centro que pretende impulsar el regidor, un conjunto de medidas para revitalizar y recuperar espacios en desuso en el Ensanche y el centro de la ciudad. En la primera, la recalificación de un bloque de oficinas propiedad de Kutxabank en plena calle Dato para acoger igualmente pisos, Urtaran sumó el voto favorable del PP, por lo que salió adelante.

En esta ocasión no ha sido así. No obtuvo el apoyo de los populares en la comisión de Urbanismo (donde se abstuvieron) y, ante la seguridad de no alcanzar mayoría suficiente en la votación, el Gobierno ha optado por no someter el asunto a debate. Los populares han justificado hasta ahora que el cambio no es necesario para impulsar una manzana en la que ya se puede construir (apartamentos tutelados), un recursos para personas mayores que también creen importante en el centro. Tampoco les convencen los argumentos "estéticos" y de activación del solar esgrimidos por el Ejecutivo local. En los partidos de izquierdas, Urtaran apenas encontrará apoyos para actuaciones urbanísticas «a la carta» de este tipo, le han avisado ya en varias ocasiones los portavoces de EH Bildu, Irabazi y Podemos.

La promotora del solar, Isga INmobiliaria, pretendía obtener la recalificación de la parcela de 'equipamiento genérico' a 'residencial colectivo'. En 2009 se derribó el convento de María Inmaculada para levantar un bloque con 26 apartamentos tutelados para mayores, dos sótanos para 20 garajes y trasteros, pero la operación se dio de bruces con la crisis económica. Con la operación de recalificación, el Ayuntamiento habria ingresado 301.149 euros al participar en un 15% de las plusvalías generadas, «lo mínimo que marca la ley». Este detalle fue también criticado por algunos de los partidos de izquierda exsocios de Urtaran.

Fotos

Vídeos