Urtaran reserva 4 millones para el ‘bus exprés’ y el tranvía en su proyecto de presupuestos para 2018

Una unidad articulada de ‘bus exprés’ eléctrico circula por una carretera europea. /Van Hool
Una unidad articulada de ‘bus exprés’ eléctrico circula por una carretera europea. / Van Hool

Pretende blindar la aportación municipal para iniciar las obras de la línea de autobús eléctrico con 2,7 millones el año que viene y otros 4,7 en 2019

IOSU CUETO

Apuesta firme por la movilidad para encarrilar las obras del Bus Eléctrico Inteligente (BEI) y la ampliación del tranvía en 2018. Según ha podido saber EL CORREO, el Gabinete Urtaran ha reservado un total de 3.969.925 euros para ambas infraestructuras en su proyecto de presupuestos para el año que viene, cuyas principales partidas están siendo desgranadas hoy al resto de grupos. Dado que el Gobierno municipal PNV-PSE está en minoría, su plan económico requerirá del apoyo de uno de los principales grupos del pleno -el PP o EH Bildu- para salir adelante.

Así pues, uno de los pilares del proyecto económico para 2018 será la consignación de la financiación necesaria para el también llamado ‘bus exprés’. Concretamente, el Gobierno ha reservado 2.797.250 euros para este medio de transporte para 2018 y otros 4.701.500 euros para 2019. Por lo tanto, se prevé que el Ayuntamiento aporte un total de 7.498.750 euros en dos años, lo que cubriría la parte que le corresponde al Consistorio tanto para costear la obra como los vehículos e infraestructuras necesarias.

Hay que tener en cuenta la fórmula de cofinanciación de este proyecto, que es la misma que la del tranvía: el ‘bus exprés’ lo pagarían el Gobierno vasco -que asumiría el 65% de la factura-, la Diputación -el 17,5%- y el Ayuntamiento -el 17,5% restante-. Y eso significa que si los 7.498.750 euros reservados por Vitoria corresponden al 17,5% de la factura de la línea de autobús, el presupuesto global del BEI alcanzará los 42.850.000 euros. Este dato es relevante porque el Gabinete Urkullu reformuló este año el proyecto para reducir el coste de la obra -nunca fijó una cifra- y apostar por la financiación 100% pública, como había exigido la oposición municipal.

Al BEI se sumará el inicio de obras de la ampliación del tranvía al campus, recientemente adjudicadas, y que en el presupuesto del Ayuntamiento de 2018 contará con una consignación de 1.172.675 euros.

Las cuentas del Gobierno PNV-PSE también incluirán una reserva de dinero, aunque ya para 2019 -1.295.000 euros-, para financiar la ampliación del tranvía a Salburua. La previsión es que Vitoria aporte un total de 4.672.500 euros entre 2019, 2020 y 2021 para abonar el 17,5% de esta obra.

«Esfuerzo histórico»

La concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo, remarcó que «el presupuesto que planteamos para 2018 es, sin lugar a dudas, el de mayor esfuerzo en materia de movilidad que se ha llevado a cabo en la historia de la ciudad. Basta con sumar la aportación para el BEI y para las obras de ampliación del tranvía al Sur. Si a ello le añadimos 1.775.000 euros que queremos emplear el año que viene para comprar autobuses híbridos de Tuvisa, estamos ante una inversión global de 5.981.250 euros. Para hacernos una idea, en 2006, el año en que se puso el tranvía, el presupuesto municipal fue de 3,5 millones para la mayor obra que se ha llevado a cabo en materia de transporte público. En 2018 estaríamos en condiciones de casi duplicar aquel hito».

Fotos

Vídeos