Urtaran recurrirá en los tribunales el acuerdo plenario de la consulta popular sobre el tranvía a Adurza

El alcalde de Vitoria, junto a Ramiro González y Arantza Tapia en la presentación de la ampliación del tranvía a Adurza, el pasado mes de mayo./Rafa Gutiérrez
El alcalde de Vitoria, junto a Ramiro González y Arantza Tapia en la presentación de la ampliación del tranvía a Adurza, el pasado mes de mayo. / Rafa Gutiérrez

El alcalde de Vitoria apunta que el referéndum «no cumple el reglamento al abordar una competencia extramunicipal» y que es «extemporáneo con las obras ya adjudicadas»

NURIA NUÑO

La semana ha arrancado con sorpresas y emociones fuertes en el Ayuntamiento de Vitoria. Al filo de las tres de la tarde, el Gobierno municipal PNV-PSE ha anunciado que recurrirá ante el contencioso-administrativo el acuerdo plenario -aprobado esta misma mañana-sobre la consulta ciudadana acerca de la ampliación del tranvía al Sur tras el análisis realizado por la asesoría jurídica del Consistorio vitoriano. ¿Cuáles son los argumentos esgrimidos para tomar esta decisión? El alcalde, Gorka Urtaran, ha señalado que esta consulta no cumple el reglamento al abordar «una competencia extramunicipal y que, en este momento, es extemporánea con las obras ya adjudicadas». En este sentido, ha puntualizado que los trabajos para la extensión del tranvía a la zona de Adurza y al campus universitario de Álava «seguirán adelante como estaba previsto».

Tras la aprobación este lunes de la consulta ciudadana a propuesta del Grupo Municipal de Podemos, el alcalde de Vitoria ha insistido, a través de un comunicado, que el tema de la misma excede del ámbito de competencia municipal, tal y como reflejan de forma tajante el informe elaborado previamente por la asesoría jurídica municipal y el Departamento de Medio Ambiente y Espacio Público sobre esta cuestión. Tal y como ha manifestado Gorka Urtaran, el tranvía es una competencia de carácter ferroviario que corresponde al Gobierno vasco. Por tanto, no cabe que el Ayuntamiento vitoriano pregunte sobre esta cuestión. «Estamos ante una clara irregularidad porque esta consulta incumpliría el Reglamento de consultas ciudadanas», ha subrayado.

En segundo lugar, el equipo municipal de gobierno sostiene que se trata de una consulta extemporánea, puesto que las obras ya han sido adjudicadas. En caso de anular ese proceso, las instituciones deberían hacer frente a indemnizaciones millonarias a la UTE adjudicataria, «algo contrario al sentido común», ha señalado el primer edil.

Crítica al PP

Así las cosas, el Gobierno municipal recurrirá la decisión plenaria tras el oportuno análisis de la asesoría jurídica. El alcalde ha valorado que el cambio de voto experimentado a última hora por el Partido Popular para posibilitar la consulta ciudadana responde al comportamiento habitual de esta formación política. «Cuando está en el gobierno dice que hay que ajustarse a la legalidad y pide responsabilidad y cuando está en la oposición hace todo lo posible para paralizar los proyectos, con las consecuencias negativas para la ciudadanía que ello conlleva», ha declarado.

En todo caso, Gorka Urtaran ha querido trasladar un mensaje de calma y tranquilidad. «Este Ayuntamiento sigue apostando por el tranvía y las obras seguirán adelante», ha concluido.

Fotos

Vídeos