Urtaran: «La oposición vecinal al tranvía del campus se reducirá con los cambios en el trazado»

El metro ligero iniciió ayer las obras de ampliación al campus./Rafa Gutiérrez
El metro ligero iniciió ayer las obras de ampliación al campus. / Rafa Gutiérrez

Asegura que fue el Ayuntamiento quien pidió las modificaciones y aplaude el nuevo proyecto, que «da respuesta» a las reclamaciones vecinales

Iosu Cueto
IOSU CUETO

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha reivindicado este martes el papel del Ayuntamiento en los cambios introducidos en el proyecto del tranvía al campus, que según ha dicho fueron solicitados por su equipo al Gobierno vasco y la Diputación, la otras dos instituciones que impulsan y cofinancian el plan. El regidor ha aplaudido el resultado del acuerdo alcanzado ayer lunes, y que significará que «conservaremos aparcamientos, acera, arbolado y además el metro ligero circulará más alejado de las viviendas de Nieves Cano».

Cuestiones que, ha recordado, fundamentaban el discurso de la plataforma ‘Tranvía Sur No’, contraria al impacto de esta infraestructura en las calles de San Cristóbal. En consecuencia, Urtaran ha dado por hecho que «el nivel de oposición al plan se va a reducir de forma sensible, porque ya se atienden gran parte de las demandas».

La comisión interinstitucional de seguimiento del tranvía acordó una serie de modificaciones que afectarán de forma importante al trazado previsto para llevar el tranvía desde Angulema al campus, y lo hizo el mismo día en el que empezaban las obras. Los principales cambios serán tres.

  • 1

Para empezar, el puente de Las Trianas ya no contará con un parada, lo que reducirá la necesidad de ampliar su estructura. El plan inicial era ensancharlo 13,5 metros para hacer sitio a los tranvías, los andenes y el tráfico, y ahora sólo deberá ser 3,5 metros más ancho.

  • 2

En segundo lugar, la calle Castro Urdiales conservará sus aceras y el arbolado entre los número 2 y 8.

  • 3

La modificación más importante tendrá lugar en Nieves Cano, por donde el tranvía circulará por vía única, en lugar de doble. Esto permitirá conservar las zonas peatonales, los aparcamiento y las dos líneas de arbolado.

Urtaran ha agradecido en varias ocasiones la respuesta dada por el Gobierno vasco y la Diputación, que han sabido «atender» las reclamaciones municipales. Con ello se ha conseguido «mejorar el proyecto, no desde el punto de vista técnico, que era impecable, pero sí desde el punto de vista político y social».

El alcalde ha considerado que con los cambios acordados «garantizamos la implantación de una infraestructura que formaba parte del Plan de Movilidad Sostenible de Vitoria, que fue aprobado por unanimidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos