Urtaran firma con FCC la «readmisión inmediata» de los cinco despedidos en primavera

Urtaran, en rueda de prensa. / E. C.

El acuerdo para poner fin al conflicto de la limpieza deja en manos de la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi asuntos como el absentismo y las jubilaciones

ANDER CARAZO

Mes y medio después de anunciar el principio de acuerdo, el alcalde Gorka Urtaran y la contrata de limpieza -la alianza compuesta por la multinacional FCC y la vizcaína GMSM Medioambiente- han puesto fin al conflicto que mantienen entre ambas partes. El pacto supone la «readmisión inmediata» de los cinco despedidos en la pasada primavera, el principal escollo en el conflicto. Estos volverán al trabajo en la próxima semana y así se desactiva definitivamente la amenaza de huelga existente desde marzo, cuando los sindicatos desconvocaron 'in extremis' una huelga indefinida. Otros espinosos asuntos como el absentismo laboral o las jubilaciones quedarán en manos de la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi (Cojua), la alternativa que se contempla en la ley vasca de contratos cuando existen discrepancias de este tipo.

El regidor se ha felicitado por este acuerdo, que -en su opinión- ha conseguido defender el interés general, «encauzar las legítimas discrepancias que tenía la empresa respecto a la interpretación del contrato» y sacar de la vía judicial los asuntos que enfrentaban a ambas partes. Ahora, FCC tendrá que presentar una revisión de precios que incorpore las reclamaciones sobre las cantidades que, en su opinión, no le corresponde pagar y que tendrían que recaer al Consistorio, el Gabinete Urtaran desestimará estas alegaciones que pasarían a manos de la Cojua, un órgano similar a lo que puede ser el Consejo de Estado a nivel nacional.

Si este ente autonómico -dirigido por el viceconsejero Sabino Torre- da la razón a la empresa y considera que corresponde al Ayuntamiento pagar la factura del absentismo a partir de determinada tasa, Urtaran se ha comprometido a hacer frente al pago. Por el contrario, si la Cojua apoya al Ayuntamiento, FCC podrá resolver el contrato con el Consistorio vitoriano sin ningún tipo de desembolso para las arcas municipales.

«Hemos conseguido defender el interés público porque ni antes, ni ahora, ni después se van a pagar los servicios que no se prestan», ha subrayado Gorka Urtaran.

Fotos

Vídeos