Urtaran asume la exigencia de EH Bildu y mantendrá el frontón para hacer el Gasteiz Antzokia

Entrada al frontón. /E. C.
Entrada al frontón. / E. C.

La presión de los grupos euskaldunes hace que el alcalde renuncie a su intención inicial y al proyecto elegido hace 5 días, que lo derribaba

ANDER CARAZO VITORIA.

«Si el Gasteiz Antzokia tiene que ser compatible con mantener el frontón para ser una realidad, lo será». El alcalde Gorka Urtaran asumió ayer en el elkargune (órgano de participación sectorial) de euskera la exigencia de la izquierda abertzale de mantener el frontón del Casco Viejo -que está fuera de ordenación- a la hora de proyectar el Gasteiz Antzokia en el vecino palacio de Escoriaza-Esquível.

En el encuentro, Urtaran escuchó el rechazo a su plan y dio un paso atrás para no dejar a la izquierda abertzale al margen del proyecto, que inicialmente contemplaba el derribo del frontón. Hace apenas cinco días los técnicos resolvieron el concurso de ideas para la nueva de la instalación y premiaron un proyecto arquitectónico que también contemplaba su demolición.

Todo hace indicar que la presión ejercida por los grupos euskaldunes y EH Bildu durante el último año ha surtido efecto. «Dejemos de lado el frontón y estudiemos entre todos la ubicación del Gasteiz Antzokia en el resto del espacio de la manzana de Escoriaza-Esquível», remarcó Gorka Urtaran. Esta decisión obligará a redistribuir la sala de espectáculos, el bar-restaurante y Oihaneder Euskararen Etxea -que da cobijo a la creación euskaltzale- entre la antigua hospedería y el remozado palacio. Es decir, un año después de los primeros movimientos se volverá a la casilla de salida.

Los responsables municipales confían en que se podrán aprovechar ideas del proyecto que el viernes resultó ganador, de los navarros Taller Básico de Arquitectura, aunque destacase por contemplar la demolición del frontón San José para construir uno nuevo y soterrado que contase con un salón de conciertos en su zona superior.

Proyecto «prioritario»

En opinión del regidor, el Gasteiz Antzokia es «prioritario» pero «tiene que hacerse con el consenso con los agentes sociales y culturales concernidos del ámbito del euskera. Si no cuenta con ese consenso, fracasará y eso es precisamente lo que queremos evitar», declaró tras una reunión en la que anunció la creación de un grupo que cada tres semanas se reunirá para desarrollar la financiación, el modelo de gestión y los contenidos que albergará la 'casa del euskera'.

De hecho, el Consistorio presentará un borrador del proyecto al elkargune para que trabaje en colaboración con el personal técnico municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos