Es la tuya

Ángel Resa
ÁNGEL RESA

Tendemos habitualmente a valorar, mucho y como es lógico, la coherencia cuando la apreciamos encarnada en personas concretas. Nos suena a virtud innegociable de hombres y mujeres cabales, seres reacios a avanzar por la vida dando bandazos a uno y otro lado de la senda y consecuentes con las ideas que profesan. Pero dentro del género humano también anida y pone huevos el espíritu de la contradicción. De ahí que uno pueda catalogarse como republicano por puro sentido común al no avalar aristocracias familiares, hidalguías ni linajes y -sin embargo- rendirse a los encantamientos temporales de una monarquía determinada. ¿Qué cuál? La de los Reyes Magos, naturalmente.

Dicen que la ilusión por su advenimiento anual a principios de enero tiene fecha de caducidad, el tiempo que tardamos en perder el candor y la inocencia. Sucede cuando nos enteramos por vías diversas de que Gaspar es ese señor que habita en casa desde siempre y Baltasar algo así como el remedo masculino de la madre que te parió. Pero permítanme discrepar esta vez de ese carácter cenizo y finito. Aún hoy muchos de lágrima fácil y ñoña nos emocionamos con la cabalgata en la noche del 5, rebobinando aquella época infantil en la que soñábamos con hacernos bomberos para trepar por la enorme escalera articulada que los Reyes usan en la madrugada de autos.

Sí, todavía esta tarde de 2018 pone a cocer sentimientos en la cazuela donde se guisan los ingredientes conmovedores. Las luces azules de las motos policiales, el largo preámbulo de carrozas hasta la aparición -«mira, mira, allí viene» - de la presencia regia de barba blanca. Los porteadores de banderas al aire, los caballos, la iluminación, el contrapicado de caras infantiles mirando a los artífices de la generosidad milagrosa y -sobre todo- la personalísima manera que tiene Melchor de esgrimir las cartas. Levanta una, fija la mirada en la niña de ojos enormes y viene a indicarle con un además que esa, concretamente esa, es la que metió la cría en la boca del león de Correos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos