El tranvía tendrá vía única en Nieves Cano para reducir su afección

El tranvía llegará al campus universitario y al barrio de San Cristóbal /Igor Aizpuru
El tranvía llegará al campus universitario y al barrio de San Cristóbal / Igor Aizpuru

El Gobierno vasco suprime una de la paradas previstas, lo que permitirá aminorar la obra en el puente de las Trianas

IOSU CUETO

El Gobierno vasco mantiene su previsión de iniciar de forma inmediata las obras del tranvía al campus universitario y al barrio de San Cristóbal, pero la movilización de parte de los vecinos contra esta infraestructura ha tenido su repercusión en los planes institucionales. El viceconsejero de Transportes, Antonio Aiz, ha anunciado esta mañana que se han aprobado tres medidas para hacer más amable el metro ligero en la zona. La más significativa es que el tranvía tendrá un carril único para los trenes de ambos sentidos en la calle Nieves Cano, una de las principales por las que pasará.

La intención de la Administración vasca es mejorar la integración urbana del tranvía en el barrio, toda vez que son conscientes de la movilización contra el proyecto que se ha organizado en el distrito con la colaboración o el respaldo de prácticamente toda la oposición política en la ciudad, salvo EH Bildu,que apoya el proyecto. Estos grupos también han reclamado la convocatoria de una consulta popular para que la ciudad dé su aprobación a esta extensión del tranvía, lo que en principio no va a ocurrir porque el Gabinete Urtaran no lo convocará.

La medida principal del paquete de actuaciones de última hora adoptado por el Gobierno vasco es hacer que los tranvías de ida y vuelta se turnen para circular por una vía única en la calle Nieves Cano, lo que permitirá una menor afección en la calle, que podrá así mantener los aparcamientos, han enfatizado los líderes institucionales después de la reunión de seguimiento del proyecto llevada a cabo en Lakua. Ésta era una de las reivindicaciones de los vecinos y los representantes de la administración creen que así se podrán apaciguar las protestas ciudadanas.

En segundo lugar, los responsables han tomado una medida de importancia en lo referente al puente de las Trianas. Se ha decidido suprimir la parada que estaba planteada en el puente (que se iba a denominar ‘Intermodal’), lo que permitirá que no sea necesario ampliar la infraestructura tanto como se preveía. Aún así, habrá que ampliarlo en cerca de tres metros, en lugar de los 14 planteados de inicio.

En tercer lugar, se adoptarán medidas para que los peatones tengan más espacio disponible en el resto de calles.

A pesar de estos cambios de calado en el proyecto, el Gobierno vasco mantiene que tanto el inicio de obras como su desarrollo seguirán el guión ya previsto. Como ya adelantó EL CORREO, el inicio de los trabajos es inminente. Podría comenzar incluso esta misma semana con los trabajos previos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos