El tranvía llegará hasta la principal avenida de Salburua

El proyecto estaba valorado en 18,5 millones de euros aunque podría encarecerse hasta los 32. /Igor Aizpuru
El proyecto estaba valorado en 18,5 millones de euros aunque podría encarecerse hasta los 32. / Igor Aizpuru

El trazado se ampliará 500 metros a partir de la plaza de la Unión como pedía el barrio, con lo que llegará a 6.000 vecinos más

Iosu Cueto
IOSU CUETO

Cuando los usuarios del tranvía estrenen la línea que les llevará a Salburua no solo podrán bajarse frente a su centro cívico, la famosa ‘torre roja’ o el centro comercial, sino también junto a las letras que dan la bienvenida a su impresionante parque natural.

Según ha podido saber EL CORREO, las instituciones implicadas en diseñar y cofinanciar la implantación del metro ligero –Gobierno vasco, Diputación y Ayuntamiento– han acordado que el trazado del macrobarrio del Este se amplíe 500 metros en Bulevar de Salburua a partir de la plaza de la Unión, para llegar a la altura de la Avenida Juan Carlos I.

El acuerdo sobre la modificación, que había sido defendida por el Gabinete Urtaran a pesar de que se daba por hecho que encarecería el proyecto, es total. De esta forma, los convoyes se adentrarán en el corazón del barrio de Sur a Norte, llegando a unos 6.000 vecinos más que residen en el sector 8, el primero en urbanizarse.

Según los planos que se habían manejado hasta ahora por el Departamento de Desarollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco, el trazado del ramal Este discurriría desde la calle Angulema para avanzar por Florida, el Paseo de la Ilíada y, tras un giro a la izquierda, Bulevar de Salburua. Según este trazado, habría cinco paradas. Se llamarán ‘Florida’ –frente al instituto, compartida con el ramal del campus y que, por lo tanto, se construirá ahora–, ‘Santa Lucía’ –a la altura de Jacinto Benavente–, ‘centro cívico’, ‘Nicosia’ –cerca de la torre roja–, y ‘Salburua’, casi en la plaza de La Unión, junto al centro comercial. Ahora se sumará otra más en la nueva parada final, a la altura de Juan Carlos I.

La repercusión económica de la ampliación puede elevar el presupuesto del trazado hasta los 32 millones de euros, aunque hasta este momento el Gobierno vasco había calculado que con el trazado inicial la obra podría salir a concurso por «unos 18,6 millones de euros». Así se explicó, al menos, en una reunión informativa con los residentes de Salburua en primavera del año pasado. En ella, el alcalde y los responsables de Euskal Trenbide Sarea desvelaron los detalles de las paradas y aclararon todas las dudas de los asistentes. Las obras durarían unos 24 meses, dos años.

Con esta modificación, el tren ligero llegará hasta la altura de la Avenida Juan Carlos I

El acuerdo es un clarísimo guiño a los vecinos, que desde hace casi dos años habían reclamado sin éxito que el trazado se ampliara hasta Juan Carlos I, junto a las cuatro torres grises que miran a los humedales. Los residentes consideraban que el trazado previsto hasta ahora «se quedaba corto», porque no llegaba a la zona del barrio que recibió los primeros habitantes, y que supera las más de 2.600 viviendas del sector 8.

Cuando plantearon esta iniciativa a las instituciones, la respuesta fue que existían «problemas técnicos» que dificultaban la ampliación de la línea, dado que sería necesario construir un nuevo centro de transformación que asegurara el suministro eléctrico más allá de la plaza de la Unión. Evidentemente, el presupuesto también se encarecería, aunque la cifra final nunca fue revelada. Con estos dos condicionantes, la idea había pasado a un segundo plano, por no decir que estaba prácticamente descartada.

Buesa Arena

Pero finalmente ha habido un cambio de planes, dado que los técnicos de Euskal Trenbide Sarea, el ente público del Gobierno vasco encargado de reordenar el sector ferroviario de Euskadi, han dado luz verde a la ampliación al encontrar una solución técnica. Además, es evidente que las instituciones han valorado la cercanía de la nueva parada final no solo a las numerosas viviendas, comercios y negocios hosteleros del sector 8, sino también al ‘pulmón’ verde de los humedales, al polígono industrial de Betoño y equipamientos como el pabellón Buesa Arena, la ciudad deportiva del Baskonia y el centro de interpretación natural Ataria.

El sector 8 , con una superficie total de 587.616 metros cuadrados, está delimitado por las calles Bulevar de Salburua, Cuenca del Deba, Madrid y Bulevar de Salburua y fue el primero del distrito en recibir vecinos. A pesar de ello, siempre se ha quedado fuera cuando el Gobierno vasco ha dibujado el posible mapa de implantación del tranvía. Y eso que este polígono tiene más de 6.000 de los casi 18.000 vecinos del barrio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos