El tiempo veraniego tampoco llegará esta semana a Álava

El tiempo se presenta poco propicio para acudir a las piscinas; los más valientes pueden aprovechar mañana./Blanca Castillo
El tiempo se presenta poco propicio para acudir a las piscinas; los más valientes pueden aprovechar mañana. / Blanca Castillo

Los episodios de lluvia intensa han pasado, pero el viento norte impedirá que se superen los 20 grados salvo mañana

María José Pérez
MARÍA JOSÉ PÉREZ

El anticiclón de las Azores, sin duda el más conocido entre los no iniciados en la compleja especialidad de la meteorología, está logrando desplazar a las borrascas que han ido dejando lluvias por numerosos puntos de la península Ibérica. Y gracias a ello, el buen tiempo, lo que se entiende por verano, empieza a ser una realidad en gran parte del país ya esta misma semana. Sin embargo, en Álava habrá que esperar. El calor tardará todavía unos días en llegar. «Eso a lo que se suele llamar verano, con temperaturas de 25 a 30 grados y cielos despejados aún no va a llegar», avisa Santiago Gaztelumendi, coordinador de la agencia vasca de meteorología, Euskalmet.

Y claro, la pregunta que surge a continuación no puede ser otra que ¿por qué en otras zonas sí y aquí no? «Porque la componente norte del viento que llega aquí impide que suban las temperaturas», expone el experto. La influencia del anticiclón de las Azores «depende en Euskadi de si entra bien o no, es decir, si mete componente norte o no. Y esta vez entra con ese viento norte», aclara.

El predominio de las nubes sobre los claros -como sucedió en la jornada de ayer- se repetirá hoy, pronostica el coordinador de Euskalmet, que advierte de que la mejoría que se experimentará en la jornada de mañana viernes no debe tomarse como el primer día de otros mejores sino como una excepción. Las máximas alcanzarán entre los 22 y los 24 grados, pero el sábado el mercurio volverá a caer por debajo de los 20 grados. El domingo incluso podrían quedarse lejos de esos 20 debido a la aparición de nuevo de numerosas masas nubosas.

Noticias positivas

Aunque estos días no serán los ideales para disfrutar de las piscinas, sí serán propicios para estar al aire libre sin miedo a acabar calado hasta los huesos. «Los episodios tormentosos intensos que hemos vivido en las dos últimas semanas ya se han acabado en Álava», expone Gaztelumendi. De hecho, el riesgo de precipitación es al menos hasta el domingo «prácticamente nulo».

Pronunciarse, sin embargo, sobre cuándo llegará el calor para quedarse en el territorio alavés es aventurar. Quizá haya que esperar al 21 de junio, cuando a las 12.07 horas entre el solsticio de verano. Pero los meteorólogos advierten de que las previsiones a tan largo plazo conllevan demasiados riesgos.

De momento, sí se puede decir que este junio está resultando «algo más frío que la media, pero no demasiado». La sensación de que es mucho más frío puede relacionarse con que el año pasado este mes resultó bastante caluroso.

Temas

Álava

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos