El Gobierno vasco activa hasta el jueves la alerta naranja por nieve en cotas bajas

Las nevadas se han intensificado en la noche de este martes. /Blanca Castillo
Las nevadas se han intensificado en la noche de este martes. / Blanca Castillo

Se esperan precipitaciones entre los 100 y los 300 metros y de forma transitoria al nivel del mar

MARÍA REGO

El invierno se acerca a su ecuador sin intención aparente de dar una tregua a bufandas y guantes. De hecho, según las previsiones meteorológicas, se encuentra dispuesto a mostrar su peor cara a lo largo de esta semana, que arrancó el lunes con gélidas temperaturas y aviso amarillo por nevadas en todo el interior del País Vasco. La alerta que ha obligado en Álava a aumentar el desembalse de Ullibarri -a 25,12 metros cúbicos por segundo- se mantendrá activa, al menos, hasta este miércoles cuando la cota de nieve podría descender hasta los 100 metros como uno de los principales ‘hitos’ de este temporal.

La jornada de este martes se presenta cubierta de nubes y ha ido empeorando a medida que han ido avanzando las horas. Las precipitaciones han sido constantes en el territorio aunque han comenzado a caer en forma de nieve en gran parte de Álava, primero débiles y por a partir de la tarde con mayor intensidad. La cota de nieve ronda los 200-400 metros -en otros puntos de Euskadi se espera que se vean copos incluso a nivel del mar- y, calcula el Departamento vasco de Seguridad, se podrían acumular espesores de entre uno y diez centímetros. En el interior, y en especial en las zonas de montaña, se repetirán asimismo las heladas de los últimos días.

Noticias relacionadas

La sensación de frío entre los alaveses se verá acusada por el viento que soplará del Norte y que hará caer el mercurio. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) espera que el termómetro marque una mínima de un grado bajo cero y una máxima de 4 en Vitoria, unos valores muy similares en Laguardia (-1º y 5º) y modestamente más templados en Llodio (2º y 6º). Las temperaturas se mantendrán este miércoles sin grandes cambios en Álava aunque experimentarán un ligero descenso. El temporal continuará entonces su paso por el territorio con más precipitaciones, débiles a moderadas, en forma de nieve y la cota podría bajar hasta los 100 metros a lo largo de este día. En algunos puntos se prevén espesores de 10 a 20 centímetros.

Vialidad invernal

El plan de vialidad invernal se encuentra activo en fase de emergencia, por lo que los equipos y las máquinas quitanieves se están empleando para minimizar cualquier problema que surja en las carreteras derivado de este temporal que se suavizará a partir del jueves, pero que no desaparecerá por completo del mapa alavés con la amenaza de recuperar fuerzas hacia el fin de semana. Euskalmet, eso sí, espera que la cota de nieve arranque el jueves en 200-300 metros y suba en la segunda mitad de ese día a 400-600 aunque el territorio no se librará aún de las heladas, ni tampoco de las bajas temperaturas con mínimas en negativo.

Las previsiones meteorológicas para esta semana han tenido como consecuencia, además, un aumento del desembalse de Ullibarri, que este martes se hallaba al 87,47% de su capacidad o, lo que es lo mismo, siete puntos por encima de la media que arrojaba en enero. El día 5 de ese mes comenzó el desagüe del pantano que abastece a la mitad de la población vasca en vista de que su nivel continuaba en ascenso por las constantes lluvias y nevadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos