«¡Socorro, ayudadme!»

Servicios de emergencia atienden a una de las víctimas / Igor Aizpuru

La víctima más joven, expareja del presunto asesino, pidió ayuda en el vecindario cuando estaba siendo agredida

JUAN CARLOS BERDONCES

La mujer que ha sido asesinada esta mañana en el número 6 de la calle Julián de Arrese, en el barrio vitoriano de Lakua, pidió ayuda entre sus vecinos para que impidieran que su expareja, de la que al parecer se había separado recientemente, continuara con las agresiones que finalmente le han provocado la muerte.

«¡Socorro, socorro, ayudadme!», fueron los gritos que se oyeron entre el vecindario. «Déjala», también exclamaron los padres de ella, que en el momento del crimen se encontraban junto a su hija en la vivienda en la que la residía la víctima, de 43 años, junto a sus dos hijos. Los pequeños se encontraban en el colegio cuando ha tenido lugar el trágico suceso.

La madre de la mujer también resultó agredida por quien había sido hasta hacía pocas fechas la pareja de su hija. Debido a las heridas que presentaba, las más graves en la parte del cuello, fue trasladada en ambulancia al hospital Txagorritxu de Vitoria donde falleció minutos después. Tenía 69 años.

Vecinos de la zona también aseguraron que hacía «bastante tiempo» que no veían por la zona de Julián de Arrese al agresor, que tiene 46 años.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos