El Síndico plantea que no se tramiten las multas por la huelga de celo de la Policía Local de Vitoria

Un agente de la Policía Local de Vitoria sanciona a un conductor./E. C.
Un agente de la Policía Local de Vitoria sanciona a un conductor. / E. C.

Martín Gartziandia defiende que las sanciones son legales, pero anima a recurrirlas al darse en situaciones anómalas sobre las que «no se suele ser tajante»

ANDER CARAZO

El Síndico de Vitoria, Martin Gartziandia, ha propuesto este miércoles que el Ayuntamiento no tramite las multas de tráfico impuestas por la Policía Local si «de verdad se comprueba» que existe una huelga de celo por parte de la Policía Local que se traduce en una subida significativa de las sanciones. El Defensor del vecino plantea que se siga el ejemplo de la ciudad de Zaragoza, donde hace dos años existió una situación parecida que se tradujo en una subida del 200% y el 300%. Según declaraciones a EL CORREO, su oficina ha recibido cuatro quejas por parte de ciudadanos, pero «también hemos sido testigos directos de situaciones anómalas de este tipo». «Tenemos en cuenta las reivindicaciones de la Policía Local, que deben de tratarse en el seno de una negociación en el Consistorio. No es de recibo que los vecinos sean los paganos de este conflicto», ha remarcado Gartziandia, quien –en todo caso- ha subrayado que estas multas son «legales».

«Esas infracciones se están realizando en situaciones que habitualmente son ignoradas o consentidos y sobre las que no se toman medidas», ha indicado el letrado sobre las multas que han recibido tanto peatones como ciclistas por cruzar la calle sin respetar las medidas correspondientes. «Es que acabamos de recibir una queja sobre un conductor que denuncia que el agente alegaba que antes le había visto sin cinturón», ha añadido y ha animado a la ciudadanía a recurrir las multas. «Eso sí, tras haber realizado el pronto pago de la sanción», ha matizado.

Martin Gartziandia ha considerado que si la Policía Local o los responsables municipales pretenden «incidir en alguna materia de seguridad en la que habitualmente no se suele ser tajante, lo primero que se debe hacer es una campaña para avisar. No se puede hacer de la noche a la mañana cuando se han asumido estas situaciones desde hace años». En este sentido, el Defensor del vecino ha puesto el ejemplo de que «hasta ahora se ha hecho la vista gorda sobre las dobles filas a la salida de los colegios y no se puede empezar a multar sin aviso previo».

Fotos

Vídeos