La semana terminará a 15 grados

La semana terminará a 15 grados

El episodio plenamente invernal que se prolonga desde finales de enero en Álava desaparece, pero «el frío volverá», avisan desde Euskalmet

MARÍA JOSÉ PÉREZ

La olvidada sensación agradable que producen las temperaturas que superan los dos dígitos en invierno volverá a vivirse en Álava esta misma semana. Después de un mes de febrero -unido a los dos últimos días de enero- puramente invernal, con lluvia, nieve y los termómetros bajo mínimos con apenas variaciones entre la noche y el día, llega la recuperación. Habrá que esperar a mañana para que se note realmente y aprovechar a desprenderse de los gorros y los guantes el jueves y el viernes. «Tendremos temperaturas muy agradables», pronostica José Antonio Aranda, coordinador de la agencia vasca de meteorología, Euskalmet. Si mañana ya se moverán entre los 3 y los 10 grados en la zona de la Llanada, «jueves y viernes estarán entre los 5-6 de mínima y los 14 de máxima».

Un tiempo, reconoce el meteorólogo, «casi primaveral. Más todavía en la zona de Llodio, donde pueden alcanzar los 17», anuncia. Quien desee hacer planes para el fin de semana sabiendo si va a hacer sol, lluvia, viento... deberá tener paciencia. «Más allá hay que esperar», avisa Aranda que, en cualquier caso, admite que esta semana ya no tendrá apenas nada que ver con la pasada. «Podemos dar este episodio por cuasifinalizado», señala. Sin embargo, que nadie piense que el adiós a los días de mucho frío será definitivo. «No se sabe cuándo, pero el frío volverá», avisa.

De momento, puede decirse que hoy martes Álava vivirá la última jornada de esta racha en la que el invierno ha mostrado su cara más adversa. Las heladas previstas para esta pasada noche serán consecuencia de que «el cielo se va despejando, se abren claros y con ello bajan las temperaturas y se producen heladas», explica el coordinador meteorológico de Euskalmet. Incluso «en cotas por encima de los 500 metros todavía puede nevar», pero el umbral irá subiendo progresivamente hasta situarse al final del día por encima de los 1.000 metros.

Otro fenómeno meteorológico que hará su aparición hoy con intensidad será el viento, «intenso en zonas altas, en zonas expuestas, por lo que hemos decretado el aviso amarillo». La de hoy será, por ello, una jornada curiosa «porque se van a dar tres cosas que no suelen ir parejas, que no suelen darse la mano, como son las heladas, la nieve y el viento», plantea.

Sigue el desembalse

Así, los avisos amarillos activados para hoy por heladas hasta las 9 de la mañana y por nieve entre ese momento y el mediodía en cotas superiores a los 500-600 metros se solaparán con las alertas por viento en zonas de montaña entre las seis y las doce de la mañana.

El aumento de temperaturas a partir de mañana estará provocado por el cambio de la entrada del viento, que «ya no será Norte sino Este-Oeste», explica Aranda, que advierte de que «el miércoles aun puede producirse alguna precipitación dependiendo de la zona, pero serán débiles». En general, «la sensación ya será otra».

Mientras, el pantano de Ullibarri continúa desembalsando debido a las continuas precipitaciones que siguen cayendo y al volumen de agua que generará el deshielo. A lo largo de la jornada de ayer, la presa, que se encuentra ahora al 87,57% de su capacidad, vertió agua a un ritmo de 27,45 metros cúbicos por segundo durante la mañana y, un poquito menos, 26,66 metros cúbicos, por la tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos