La Seguridad Social quiere sacar a subasta la residencia Arana, sin uso desde 2014

Fachada de la residencia, en desuso y con los accesos tapiados. / Rafa Gutiérrez

El objetivo de la Tesorería General es cumplir los trámites necesarios para ponerla el próximo año en venta, al igual que otro local en la calle Urbina que ayer quedó desierto

JUAN CARLOS BERDONCES

Abrió hace ahora 60 años con el nombre de Ortiz de Zárate. Fue la primera residencia sanitaria pública de Álava y en sus instalaciones nacieron miles de vitorianos, en torno a 40.000, porque la media era de seis y siete alumbramientos al día. Con la puesta en marcha de esta clínica se puso punto final a los partos domiciliarios porque, aunque la capital contaba con centros privados como La Esperanza y La Previsora, la mayor parte de las mujeres acudían a dar a luz a Arana. Hasta que en 1977, con la inauguración de Txagorritxu, se desmanteló esta clínica, que luego tuvo las funciones de un geriátrico.

Subastas en octubre

654.000
euros es el precio por el que se subastará un local propiedad de la Seguridad Social en Beato Tomás de Zumárraga, 1. Ocupa una superficie de 402 metros.
205.500
euros es el montante por el que saldrá a la puja una vivienda de la Tesorería General, un quinto piso en el número 8 de la calle Samaniego, de 112 metros.

Pero desde el año 2014 el edificio está sin uso. Y ahora su propietario, la Tesorería General de la Seguridad Social, ha decidido sacarlo a subasta, «porque es un patrimonio de esta administración y que está ocioso. Tenemos que hacer todo lo posible para sacar rentabilidad», explicó a EL CORREO la directora provincial, Amaia Palacios. El objetivo que tienen en mente es que durante 2018 «podamos subastarlo», pero admite su dificultad «porque es necesario realizar una serie de trámites burocráticos, hay que hacer una tasación y todo ese proceso lleva su tiempo». En cualquier caso, la decisión ya está tomada.

Un centenar de personas mayores fueron los últimos usuarios de esta residencia de la tercera edad cedida en un principio al Gobierno vasco y posteriormente a la Diputación alavesa. Pero la institución foral tomó la decisión en 2013 de dejar esas instalaciones que ya se habían quedado obsoletas y que precisaban de una inversión importante -se cifró en 24 millones de euros- para rehabilitarlas. De hecho, y a pesar de que colectivos vecinales han reclamado -y lo siguen haciendo- su reapertura, no se ha dado el paso. Además, la Diputación abrió también en 2013 una residencia en Abetxuko, que acogió a los mayores que estaban en Arana, y cubrió esa posible necesidad.

Además de la puja pública de este edificio, la Seguridad Social también tiene intención el próximo año de volver a sacar a subasta las oficinas en planta baja que tiene en la calle Urbina -números 5, 7, 9, 11 y 13-, junto al Parque de Molinuevo, y que en su día las ocuparon trabajadores de la Tesorería General y del INSS. Ayer quedó desierta ya que no hubo ninguna oferta por hacerse con estos locales que suman 2.068 metros cuadrados y que están valorados en 2.072.700 euros.

La sede de Postas

«El uso que se le puede dar es específico para oficinas, para bancos u otro tipo de servicios y también para establecimientos comerciales», detalló Palacios. Diferente es el caso de la gran sede de la Tesorería General de la Seguridad Social en Postas, que también lleva cerrada desde 2014 tras el traslado al edificio de Duque de Wellington en Lakua.

La subasta de este céntrico inmueble -sótano, planta baja, seis pisos superiores y ático, en una superficie total de 2.691 metros- quedó igualmente desierta hace dos semanas; el precio de salida era de 4,73 millones de euros. «También queremos volver a ofrecerla en 2018», explica la directora provincial, que asume que en este caso podría haber un cambio de uso posterior -una recalificación para, por ejemplo, construir viviendas- por parte del Ayuntamiento. El inmueble de Postas «puede tener encaje» en el ‘Masterplan Centro’, el proyecto liderado por el Gabinete Urtaran para rehabilitar el corazón urbano mediante la remodelación de espacios públicos y la reutilización de edificios en desuso.

Además, la Seguridad Social subastará el 10 de octubre una vivienda de 112 metros cuadrados que heredó de un particular en el número 8 de la calle Samaniego; el precio, 205.500 euros. Y el día 26 del próximo mes hará la propio con un local en Beato Tomás de Zumárraga 1 que fue sede del INSS. Ocupa una superficie de 402 metros y se ha tasado en 654.000 euros.

Fotos

Vídeos