Ryanair desvió a Barcelona un vuelo de Santander por el horario limitado de Foronda

Una avión de Ryaniar se dispone a tomar tierra. / EFE

La aerolínea argumenta que temió pillar el aeropuerto cerrado, aun cuando se encontraba en plena operativa nocturna

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYO

La opción Foronda para el desvió de aviones que no pueden tomar tierra en sus aeropuertos de destino no la considera siquiera la aerolínea que está hoy operando en la infraestructura alavesa. El motivo que expone: la limitación horaria. Ryanair desplazó el pasado viernes uno de sus aparatos, el que une semanalmente Dublín con Santander, a 700 kilómetros de distancia al no poder tomar tierra en el Seve Ballesteros de la capital cántabra por circunstancias meteorológicas adversas. Lo llevó hasta Barcelona. La compañía de bajo coste, en declaraciones al Diario Montañés, argumentó que si no optó por un aeropuerto más próximo, lo que hubiera facilitado mucho las cosas a sus viajeros, fue porque o bien no está operando en ellos o, aun estando presente, disponen de horarios de funcionamiento restrictivos. El primero de los supuestos apuntaba directamente a las pistas de Loiu u Oviedo.

El segundo, a Foronda. La empresa irlandesa, según explica, no quería arriesgarse a llegar con la instalación cerrada -sin personal de asistencia en tierra aún cuando la torre de control funciona las veinticuatro horas del día-. La cuestión es que ese avión de la ‘low cost’ tenía programado su aterrizaje en Santander pasadas las 21.10 horas, tras dos de vuelo desde Irlanda. Y los viernes Vitoria funciona durante toda la noche, entre las 20.30 y las 8.30 además de tener abierta una ventana diurna como resultado de la implantación del H16 el pasado octubre, de 12.30 a cuatro y media de la tarde.

El sábado, desde el Prat

Los pasajeros del Boeing 747 tuvieron que pasar todo el sábado en Barcelona, hasta que a las ocho de la tarde Ryanair les habilitó en el Prat un avión de sustitución que les llevó a casa. Por su parte, aquellos que iban a realizar el viaje de vuelta hacia Dublín pudieron hacerlo directamente desde el Seve Ballesteros.

Foronda, que durante años ha sido el aeropuerto de referencia del norte del país al que recurrir cuando se producían contingencias meteorológicas en otros destinos, e incluso averías en tránsito, permanece arrinconado por las aerolíneas desde que en agosto de 2012 dejó de funcionar durante el día. El ‘abierto doce horas’ -hoy dieciséis- le ha hecho perder la condición de aeropuerto de apoyo prioritario; una instalación que llegó a ser receptor de más de 86 vuelos desviados de media al año entre 2000 y 2011, como reflejaba ayer este periódico.

El horario actual de Foronda -no es regular durante toda la semana- ha generado ya complicaciones a Ryanair a la hora de programar sus vuelos. Aena siempre ha defendido que la ampliación al H16 se hizo a menú de la irlandesa, pero ésta ha incurrido en una sucesión de errores. Se ha visto obligada a reprogramar sus enlaces actuales (Milán-Bérgamo y Tenerife Sur) y otros futuros (Colonia), después de vender billetes con la terminal cerrada.

Fotos

Vídeos