Una residencia foral de Vitoria sólo tiene una enfermera para atender a 150 personas

Usuarios de una residencia geriátrica./Nuria González
Usuarios de una residencia geriátrica. / Nuria González

El sindicato Satse exige más profesionales para «ofrecer los cuidados adecuados» a los mayores de los centros y geriátricos públicos

Rosa Cancho
ROSA CANCHO

El sindicato de enfermería Satse denunció ayer la escasez de profesionales en los centros y residencias dependientes del Instituto Foral de Bienestar Social «para ofrecer los cuidados adecuados» ante la «sobrecarga de trabajo» de la actual plantilla. Según la central, se dan situaciones que «ponen en entredicho la calidad asistencial» de la red. Sus portavoces ponen ejemplos concretos como que hay sólo una enfermera en el turno de noche de la residencia Txagorritxu donde están ingresados 150 mayores. Afirman asimismo que los geriátricos de Oion y Amurrio ni siquiera cuentan con una de estas profesionales por la noche y que en la residencia Etxebidea para personas con severas discapacidades psíquicas sólo haya una para 75 usuarios. Agregan que esta situación es extensible a los turnos de tarde, fines de semana y festivos de las residencias en general.

La central, que ya expuso las necesidades del colectivo en 2011 en las Juntas Generales, asegura que desde entonces no ha habido mejoras y critica que cada vez que plantean a los responsables de Bienestar Social que se respete el ratio de una enfermera por cada 25 usuarios «nos digan que únicamente van a reforzar la plantilla si la carga de trabajo lo justifica».

Satse se pregunta si no es suficiente justificación «atender a personas muy mayores, con demencia, pluripatologías y en un estado de gran fragilidad». Además, cree que la situación se ha agravado desde que se ingresa en residencias a personas mayores con discapacidad intelectual o trastornos mentales para las que no existen recursos específicos.

Portavoces forales del Departamento de Servicios Sociales contestaron ayer a las críticas. «Se están cumpliendo escrupulosamente los ratios de enfermeras que marca el decreto alavés que regula las residencias de personas mayores. Este decreto mejora el del Gobierno. Los ejemplos ofrecidos por Satse están dentro de los ratios que marca la legislación», zanjaron.

«Evitar alarmismos»

Los mismos medios recordaron en este sentido que el personal de enfermería no es el único sanitario que trabaja en los turnos de noche, «ya que están acompañados por las auxiliares de enfermería, cuyo ratio es mayor». «Cuando se observa un aumento de las necesidades de atención, se contratan refuerzos». Llaman asimismo a la central a «evitar crear alarmismos» y aseguran que la atención en las residencias forales a personas mayores «es de calidad». Para los portavoces forales la crítica se enmarca «en el contexto de la negociación colectiva que se está llevando a cabo con el conjunto de las centrales sindicales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos