Repulsa unánime de las instituciones al asalto del piso de los ‘pichis’ en Asteguieta

Cartel colocado junto a la futura vivienda de los Manzanares-Cortés. /
Cartel colocado junto a la futura vivienda de los Manzanares-Cortés.

«Hablamos de personas que ya tienen tres condenas en Vitoria. No les queremos. Que los realojen en un barrio ‘bien’, para que allí se pueden reinsertar más rápidamente», han dicho los vecinos

DAVID GONZÁLEZ

El Ararteko; la sociedad pública de alquiler del Gobierno vasco, Alokabide; y el Ayuntamiento de Vitoria han condenado este lunes el ataque perpetrado contra el piso en Asteguieta que será entregado a los Manzanares-Cortés en régimen de alquiler social. Como contó este lunes en exclusiva El CORREO, uno o varios desconocidos reventaron la puerta de acceso y parte del mobiliario del interior de la vivienda.

Manu Lezertua ha pedido «llevar a cabo los esfuerzos necesarios para que esta familia pueda vivir en paz» en esta localidad de apenas 200 personas. Alokabide, propietaria de la vivienda, ha presentado una denuncia ante la Ertzaintza, aunque la Policía Local ya ha abierto un atestado a los pocos minutos de producirse el asalto. Mientras el Ayuntamiento ha apostado por «profundizar y reforzar los mecanismos de diálogo».

Noticia relacionada

En este sentido, en la tarde de este lunes se ha llevado a cabo una reunión entre una delegación de Asteguieta con la concejal de Convivencia, Nerea Melgosa (PNV), y el teniente de alcalde, el socialista Peio López de Munain. «No ha habido progreso alguno», explicaron los residentes, que ultiman una plataforma de protesta. «Hablamos de personas que ya tienen tres condenas en Vitoria. No les queremos. Que los realojen en un barrio ‘bien’, para que allí se pueden reinsertar más rápidamente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos