La reforma de la casa Álava-Esquível se adjudicará este mes

Las mallas y refuerzos se instalaron en 2013. / RAFA GUTIÉRREZ
Las mallas y refuerzos se instalaron en 2013. / RAFA GUTIÉRREZ

El Consistorio pagará los costes ante «la inacción de Marruecos» y después los girará al municipio de Tánger, su propietario legal

J. ROMERO VITORIA.

El deterioro del palacio Álava-Esquível no se detiene, por lo que el Ayuntamiento de Vitoria adjudicará la redacción del proyecto de reforma del antaño majestuoso edificio este mismo mes. Así lo comunicó ayer el alcalde, Gorka Urtaran, quien recordó que pese al acercamiento vivido con el Gobierno municipal de Tánger hace dos años, aún no se ha acometido ninguna reparación en el inmueble.

«Mostraron voluntad para asumir su compromiso y abonaron algunos impuestos pendientes, pero no ha habido avances desde entonces», señaló Urtaran. El Consistorio inició la elaboración del pliego el pasado mes de julio tras dos años de comunicaciones y «ante la inacción de Marruecos». «Consideramos que ya han tenido tiempo suficiente para garantizar la seguridad de los residentes y los vitorianos», valoró el edil en referencia a los refuerzos y mallas instaladas por el Ayuntamiento de Vitoria en mayo de 2013 para evitar que los cascotes del edificio cayesen sobre los viandantes de la calle Herrería.

Los propietarios de la casa, que quedó en manos del Gobierno municipal de Tánger de rebote tras su independencia de España, continúan cobrando el alquiler a sus inquilinos sin atender las necesidades de los vecinos de los números 24 y 26.

Cuatro candidatos

El presupuesto de licitación para la elaboración del informe es de 29.900 euros y cuatro empresas ya se han presentado al concurso. «No es la situación que hubiéramos deseado, pero después giraremos los gastos de la reforma a Tánger», afirmó Urtaran. Algunos de los problemas que afectan al edificio que dio refugio al rey Francisco I de Francia y al Duque de Wellington son el desprendimiento de los falsos techos de uno de los pisos y una de sus bajantes de aguas fecales. El Ayuntamiento de Vitoria ya notificó a la municipalidad marroquí que su paciencia se había agotado el pasado 19 de junio, pero continúa sin recibir una respuesta desde entonces.

Fotos

Vídeos