La reforma de la calle San Ignacio obligará a cambiar las paradas del urbano

Este lunes arranca una nueva fase de la reforma de la calle San Ignacio, en Vitoria./Rafa Gutiérrez
Este lunes arranca una nueva fase de la reforma de la calle San Ignacio, en Vitoria. / Rafa Gutiérrez

Los trabajos consisten en la ejecución de un colector de saneamiento que discurrirá por el tramo de Portal de Arriaga entre Reyes Católicos y la plaza Santo Domingo

NURIA NUÑO

El Ayuntamiento de Vitoria acomete a partir de este lunes una nueva fase de la reforma del entorno de la calle San Ignacio de Loyola, que causará importantes afecciones en el tráfico y obligará a cambiar paradas de autobús en Portal de Arriaga y Reyes Católicos. Los trabajos consistirán en la ejecución de un colector de saneamiento que discurrirá por el tramo de Portal de Arriaga entre Reyes Católicos y la plaza Santo Domingo.

Las obras empezarán en el cruce de Reyes Católicos y Portal de Arriaga y continuarán hacia el sur finalizando en la plaza Santo Domingo. El colector se construirá a tres metros de profundidad por el centro de la calzada. El Consistorio vitoriano estima que esta fase de la reforma durará dos meses. Durante este tiempo, Portal de Arriaga funcionará con un único carril de circulación en cada sentido. Además, en los primeros días también se reducirá la anchura de Reyes Católicos a dos carriles, ya que es necesario «ejecutar la conexión a la cámara de saneamiento más cercana».

Los departamentos municipales de Medio Ambiente y Espacio Público y de Seguridad Ciudadana, así como las sociedades Tuvisa y Amvisa, trabajan de forma coordinada para reducir al máximo las posibles molestias. El Ayuntamiento de Vitoria colocará carteles indicando vías alternativas para la circulación. Las paradas de Tuvisa de Portal de Arriaga y Reyes Católicos se trasladarán unos metros, habilitándose apeaderos provisionales.

La sustitución de las canalizaciones subterráneas es la parte más costosa de un proyecto que incluye también la ampliación de aceras y la creación de un carril bici. El presupuesto asciende a 1,4 millones de euros. Como el Ayuntamiento ha querido conservar los dos carriles en la calle San Ignacio, ha sido necesario eliminar setenta plazas de aparcamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos