Las mujeres, referentes a todo color en el nuevo mural de Judimendi

Lekue subida a una grúa junto a los dibujos de Micaela Portilla, las mujeres del 3 de marzo y la cosmonauta Tereshkova./Blanca Castillo
Lekue subida a una grúa junto a los dibujos de Micaela Portilla, las mujeres del 3 de marzo y la cosmonauta Tereshkova. / Blanca Castillo

Una obra de 100 metros con protagonismo femenino engalana desde este sábado el barrio vitoriano

LAURA ALZOLA

Es un lienzo de piedra para visibilizar la huella que dejaron ellas. Un cronograma de mujeres referentes, que brota del mundo mitológico y reescribe la historia a brochazos de memoria igualitaria. Llenando de color la línea que recorre uno de los límites del parque de Judimendi, la pintura que la artista Irantzu Lekue y su equipo presentan hoy al público - desde las 11.30 horas- embellece una pared que antes lucía negruzca y llena de humedades. «Tuvimos que limpiar y tratar la piedra y los vecinos no dejan de preguntarnos si vamos a continuar con lo que queda de muro», explicaba ayer Lekue frente a la obra.

De momento, el mural cubre una distancia de 102 metros de longitud y toma la curva de Federico Baraibar hasta la calle Errekatxiki. Si la primera parte del proyecto estuvo impulsada por el programa municipal Haziak, la 'secuela' ha sido auspiciada por otra línea del Ayuntamiento, Gauekoak, dirigida a jóvenes. La escritora Toti Martínez de Lezea ha participado en el diseño de ambas secuencias, trabajando en colaboración con Lekue para «representar a la mujer como creadora».

Más información

El mural funciona de izquierda a derecha, a modo de cronograma. El primer personaje es Mari, la diosa vasca de la creación. Después, junto a un bosque en el que conviven otros seres mitológicos, se ve a las herboleras, «las precursoras de la medicina». Un monte como el que dio nombre al barrio de Judimendi sirve de escenario natural para la representación de una lamía bañándose con más mujeres, celebrando un 'akelarre' y venerando al sol y la luna.

El puente conceptual de la leyenda a la historia se da en el dibujo de una mujer mayor con una niña en el regazo. El mural se titula 'ahoz aho' (boca a boca, en euskera), en referencia a la transmisión oral llevada a cabo de generación en generación. Después, se ve una mujer pintando en la pared de una cueva prehistórica. «¿Por qué damos por hecho que fueron hombres los autores de aquellas pinturas?», se preguntaron Martínez de Lezea y Lekue en el desarrollo.

Detrás de la amama, aparecen «mujeres referentes». Ellas son las protagonistas de la segunda parte del mural: la precursora de las ikastolas, la vitoriana Izaskun Arrue; la pedagoga y humanista María de Maeztu; la científica Marie Curie; la historiadora Micaela Portilla y la ingeniera rusa Valentina Tereshkova, entre otras. Además, se ven representadas «las protestas del 3 de marzo, el trabajo de carboneras de la montaña alavesa, y el primer voto femenino. Todo, coloreado de forma participativa, asegura Lekue. «Se ha acercado a pintar gente del barrio, chavales de colegios, un grupo de mayores de Arana… y la próxima semana continuaremos, porque aún quedan retoques».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos