Recuperan un piso de los ‘bartolos’ en Santo Domingo, que pasará a la asociación contra el cáncer

El piso liberado se encuentra en este portal. /Jesús Andrade
El piso liberado se encuentra en este portal. / Jesús Andrade

Ertzainas precintan la vivienda, arrebatada hace un año a sus dueños originales y que la cedieron para la lucha contra la enfermedad

DAVID GONZÁLEZ

Los efectivos de la Ertzaintza se presentaron la tarde del viernes, auto judicial en mano. Pararon frente al número 25 de la calle Santo Domingo, cuartel general desde hace meses del clan de los ‘bartolos’. Subieron al primer piso, a la mano izquierda, ocupado por miembros de esta polémica familia, ya alertada de su inminente aparición. Así que los agentes, según ha sabido este periódico, se encontraron con la puerta abierta. Dentro no había un alma.

Procedieron a su precintado y dieron cumplido aviso al Palacio de Justicia, desde donde se ordenó la entrada policial para recuperar el domicilio. Con este final feliz acababa la lucha de los propietarios originales para recuperar lo que era suyo. La denuncia la interpusieron hace casi un año, el día de los inocentes de 2016 para ser exactos.

Recibieron la casa en una herencia. Los titulares legales, más de una decena de integrantes de la misma familia, jamás habían oído hablar de los ‘bartolos’. Y es que ninguno reside en Vitoria, aunque eso no fue óbice para que acudieran a la Justicia en busca de una solución. El viernes por fin la obtuvieron.

Además, según ha sabido este periódico, esta entrada policial conllevará un inesperado broche de oro. Los dueños originales tenían pensado cederla a la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), para ayudarles en su cruzada contra este terrible mal. Ya fuera para que la revendieran y lo obtenido se invirtiera en investigación, o para que la casa se utilizara como zona de paso u hogar temporal para enfermos escasos de recursos. A partir de mañana, este colectivo solidario podrá empezar a pensar qué hace con el inmueble.

Sin embargo, en esta historia no todo es de color rosa. Fuentes policiales recuerdan que los ‘bartolos’ «todavía controlan otro piso en ese mismo bloque y otro más en la misma calle Santo Domingo». Se supone que ambos son domicilios ocupados. Sus expedientes de desalojo se hallarían aún en fase de tramitación en los juzgados vitorianos.

Dos casas más en Zapatería

Esta expulsión del número 25 de Santo Domingo «tampoco ha hecho tanto daño» al clan, aclaran los medios consultados. ¿Cuál es la razón de ese escepticismo? Los informes existentes en la comisaría de la Ertzaintza advierten de la presunta, y reciente, apropiación a manos de miembros de este clan de un par de pisos localizados en un mismo bloque de la cercana calle Zapatería.

Los ‘bartolos’ conocen muy bien la zona. En abril del año pasado, policías locales les desalojaron de otro domicilio en esa misma vía. Un juzgado había ordenado su salida inmediata tras acumular «casi dos años» sin pagar el alquiler. Horas después volvieron al mismo portal e intentaron invadir otra vivienda. De nuevo, la Guardia urbana neutralizó sus propósitos. Tras otro intento fallido en la Avenida de Olárizu optaron por agruparse en la calle Santo Domingo, para desesperación de sus vecinos.

Fotos

Vídeos