ELA recupera la presidencia efectiva del comité de Mercedes, con el apoyo de CC OO

Línea de montaje de Mercedes en su planta de Vitoria./Blanca Castillo
Línea de montaje de Mercedes en su planta de Vitoria. / Blanca Castillo

La suma de votos de ambos sindicatos junto a LAB y ESK supera a la lista liderada por UGT y pone fin a 13 meses de mandato en funciones

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

La división en el seno del comité de empresa de Mercedes Benz en Vitoria es evidente y no hay visos de que cambie este escenario de conflicto permanente antes de las elecciones sindicales previstas para el otoño. El pleno de este organismo que representa a una plantilla con más de 5.000 trabajadores se reunió ayer con carácter extraordinario después de que, como informó este periódico hace una semana, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) diera la razón a UGT en su batalla contra ELA, LAB, ESK y CC OO, a quienes acusaba de «vulnerar la libertad sindical». La sentencia detectaba «ilegalidades» al excluir a UGT «del propio comité y de la presencia de su representante en la EPSV y en la Fundación Laboral San Prudencio».

Con el fin de restituir estos cargos, la presidencia del comité convocó el pleno extraordinario, esta vez sí con la participación de los miembros de UGT, la central mayoritaria. Se abordó la situación de interinidad que arrastraba este órgano desde hacía 13 meses. En diciembre de 2016, Igor Guevara (ELA) anunció que presentaba su dimisión después de que CC OO hubiera votado a favor del convenio en la planta, junto a UGT, la Plataforma Independiente de Mercedes (PIM) y Ekintza. Siete meses antes, en mayo, CC OO había facilitado el golpe de mano en el comité para arrebatar la presidencia a UGT y dejarla en manos de ELA. Otros dos sindicatos, LAB y ESK, sumaron también sus votos para despojar del cargo a la central mayoritaria.

Catorce frente a nueve

El pleno de ayer sirvió para devolver a ELA y a Igor Guevara la presidencia efectiva -su dimisión nunca ha llegado a consumarse-, porque volvió a aglutinar en torno a su candidatura a CC OO, LAB y ESK, en total 14 de los 27 votos, mientras que Iñaki Andrés, expresidente hasta mayo de 2016 y secretario de la sección de UGT, reunió los nueve ‘síes’ de su central junto a otros cuatro de PIM y Ekintza, 13 en total. «Ha habido dos alternativas y la nuestra ha tenido más apoyos», aseguraba Guevara, que recordó que la secretaría del comité la tendrá CC OO y la tesorería, LAB. «Hemos hecho un calendario de las reuniones y plenos del comité, que se irán convocando», añadió, después de que el fallo judicial del TSJPV recogiera que los integrantes de UGT, «al igual que los demás, tiene derecho a ejercitar las facultades inherentes» que recaen en el derecho a la libertad sindical.

En UGT, precisamente, el malestar sigue existiendo, sobre todo con el resultado del pleno y de la votación de ayer. Porque «aunque parezca increíble, se han renombrado en los mismos cargos (presidente, secretario y tesorero) de los que habían dimitido y que desde hace más de un año estaban ellos mismos en funciones. La falta de responsabilidad por parte de algunos representantes es inmensa», aseguran.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos