La plaza de La Constitución se libra del foso y estrena columpios

La plaza ha estrenado un parque infantil con suelo de caucho para niños de 2 a 6 años./Blanca Castillo
La plaza ha estrenado un parque infantil con suelo de caucho para niños de 2 a 6 años. / Blanca Castillo

Los vecinos de El Pilar recuperan el espacio, que amplía su 'isla' peatonal sin renunciar a la fuente, que ha sido 'recortada' y renovada

IOSU CUETO

Fuera vallas y dentro vecinos. La plaza de la Constitución ofrece ya su nuevo 'look' después de seis meses de obras y una inversión municipal de 344.654 euros. El emblemático espacio ha recuperado su función esta semana con la retirada de las vallas que lo protegían. Numerosos viandantes han puesto a prueba ya sus columpios y bancos cada vez que la lluvia ha dado una tregua. La plaza es ahora mucho más accesible y ha ampliado su superficie peatonal sin renunciar al estanque que rodea a la escultura dedicada a la Carta Magna, que no obstante ha sido reducido al perder la parte la parte inferior que daba al foso.

La plaza acaba de sufrir su mayor transformación desde su creación, hace ya 35 años. El principal cambio -y además una de las cuestiones más reclamadas por los vecinos- ha sido la eliminación del foso. Un desnivel que se convertía en una barrera arquitectónica y que, al mismo tiempo, impedía que el lugar fuera aprovechado al máximo. Los operarios lo han rellenado con asfalto granítico, de modo que todo el suelo ha quedado a la misma altura. En el lugar que estaba el desnivel se han plantado 16 árboles rodeados de bancos.

Los datos

344.654
euros ha invertido el Ayuntamiento de Vitoria en la reforma de la plaza de la Constitución.
6
meses han durado las obras, que han sido realizadas por la constructora Opacua.

Las familias también han estrenado la nueva zona de juegos infantiles, diseñada para niños de 2 a 6 años. Algunos de estos columpios son adaptados.

Reclamaciones

Antes de iniciarse, este proyecto generó controversia después de que portavoces vecinales y comerciales de la zona propusieran aprovechar la reforma para «hacer un parking subterráneo», algo que el Consistorio rechazó al considerar que el plan dispararía su presupuesto. Algunos residentes también pidieron poner una pista de petanca en lugar de columpios porque «las últimas que pusieron suelen estar a tope y ya hay juegos infantiles en el barrio», algo que tampoco fue atendido.

La reforma de la plaza es fruto del programa de participación vecinal 'Mejorando Vitoria-Gasteiz Hobetuz' de 2016.

La fuente y su escultura, símbolos de la plaza.
La fuente y su escultura, símbolos de la plaza. / Blanca Castillo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos