El PP plantea invertir 13 millones en 2018 e incluir la reforma de la Cuesta y el Principal

Vitoria aspira a remodelar desde hace años el entorno del edificio del Banco de España. /Rafa Gutiérrez
Vitoria aspira a remodelar desde hace años el entorno del edificio del Banco de España. / Rafa Gutiérrez

Comerón propone que el presupuesto reserve más dinero para los barrios e impulse la llegada del tranvía a Salburua a costa de frenar el del campus

IOSU CUETO

El presupuesto de 2018 deberá eliminar «gastos superfluos» del Ayuntamiento y apostar por proyectos «ilusionantes» si el Gabinete Urtaran quiere aprobarlo con el respaldo del PP. La portavoz del principal partido de la oposición, Leticia Comerón, presentó ayer las líneas maestras de la propuesta que defenderá su equipo de cara al debate presupuestario, que se plasmará en más de 85 enmiendas que intentarán «dar un giro de 180 grados» al plan económico del Gobierno PNV-PSE. La principal medida es la aprobación de un paquete inversor de 13,4 millones que destacará por tres intervenciones: la reforma pendiente del entorno del Banco de España -lo que incluye la peatonalización de la Cuesta-; la remodelación del Teatro Principal; y el impulso de la llegada del tranvía a Salburua en sustitución del ramal del campus, que los populares quieren frenar por la oposición vecinal.

Comerón, que presentó su proyecto económico acompañada de todo su equipo, criticó que a pesar de que el Ayuntamiento ingresará 16 millones más el año que viene, Urtaran «ha disparado el gasto sin plantear inversiones de ciudad». Lo que sí hay, dijo, son «gastos innecesarios» que propuso eliminar, como las nuevas ayudas municipales -lo que el PP llama «la RGI vitoriana»-, la convocatoria de convivencia y diversidad «con la que se ha financiado a la red de apoyo a los presos de ETA» o el tranvía al Sur. Tres puntos de partida que, de ser condiciones ‘sine qua non’, dificultarían al máximo las posibilidades de acuerdo. «A nosotros no nos gusta hablar de líneas rojas. Sabemos que el socio preferente de Urtaran es EH Bildu, pero nosotros esto lo dejamos a un lado», matizó Comerón.

La edil popular desgranó su propuesta, centrada en convertir el presupuesto en «un revulsivo, una palanca de cambio, algo que ilusione y saque a Vitoria de la parálisis».

El paquete inversor de los populares destaca por rescatar tres planes conocidos. Se trata de la reforma de Portal del Rey y del entorno del futuro Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo del antiguo Banco de España -2 millones-, la reforma del Principal -400.000 euros en 2018 y 2,6 millones en 2019-, el tranvía a Salburua -1,2 millones- y el estudio de alternativas para llevar el metro ligero a Zabalgana -100.000 euros-. Estos cuatro proyectos ya figuraban en la agenda de Urtaran, pero hay un cuarto en el que habrá más dificultades para alcanzar un acuerdo. Se trata de la reforma de todo el edificio Goya para abrir el museo Schommer -500.000 euros-. Urtaran quiere hacer este espacio expositivo, pero solo en el primer piso. El Gobierno prefiere que la planta baja albergue la nueva oficina de turismo.

Empleo

Comerón también planteó un millón de euros para finalizar «de una vez por todas» el plan de equipamientos de Salburua y Zabalgana y sumó otros 1,7 millones para los barrios antiguos, aunque propuso financiar ambas partidas «con dinero del Gobierno vasco».

El empleo y la ayuda a la industria y las pymes también serán claves en las enmiendas del PP. En la primera área Comerón planteará invertir 1,9 millones más y crear un plan de empleo «para jóvenes cualificados» que acaben de aprobar la carrera. Respecto al segundo capítulo, la edil pidió subir el presupuesto de comercio en un 41,5% y estrenar «un punto de atención al emprendedor».

Fotos

Vídeos