Piden 18 años de cárcel para un vecino de Vitoria por propinar «brutales palizas» y violar a su mujer

La Fiscalía solicita además que se le prohíba durante 20 años comunicarse con ella o acercarse a menos de 200 metros

E. C.

La Fiscalía de Álava pide 18 años de cárcel para un hombre domiciliado en Vitoria acusado de propinar «brutales palizas», vejar y violar a su mujer, a la que causó un desgarro vaginal que precisó de tratamiento quirúrgico.

El escrito de acusación explica que el acusado y su víctima se casaron en 2003 en Pakistán, de donde son ambos, y tuvieron tres hijos. Añade que en 2008 llegaron a España y que en 2012 fijaron su residencia en Vitoria.

Según relata la Fiscalía, desde el comienzo de la relación, el hombre ha tratado con desprecio a la mujer, la ha insultado, le ha impedido tener acceso al dinero, ha controlado sus comunicaciones y solo la ha dejado salir para llevar a los niños al colegio.

Añade que antes de llegar a Vitoria las palizas eran continuas y que a pesar de que en varias ocasiones le llegó a romper el labio, nunca acudió a un centro médico para ser tratada ya que se lo impidió el acusado.

Sin embargo, tras una fuerte agresión que le provocó «intensos dolores de cabeza», la mujer logró viajar a Pakistán y acudir al médico. Después se trasladó a Francia, donde vive su hermano, negándose a retomar la relación con el acusado, quien sin embargo viajó hasta el país galo para pedirle perdón y le prometió que no volvería a pegarle, por lo que ella regresó a Vitoria con él.

El fiscal explica que desde que ambos viven en la capital alavesa han cesado las «brutales palizas», pero continúan los insultos, gritos y empujones, «siempre en el domicilio común y en presencia de los hijos menores». También dice que continuó el control de las amistades y salidas, y que el acusado impidió a su mujer aprender castellano.

En el escrito de acusación también se relata que en octubre de 2015 el hombre forzó a su mujer a tener relaciones sexuales y le causó un desgarro vaginal que precisó tratamiento quirúrgico.

La Fiscalía indica que a consecuencia de todo este trato, la víctima presenta un cuadro compatible con el trastorno adaptativo. La mujer, que tiene una orden de protección, ha renunciado a las acciones civiles y penales que le corresponden.

El representante del Ministerio Público considera que el acusado es autor de un delito de maltrato habitual, otro de agresión sexual y otro de lesiones agravadas. Además de los 18 años de cárcel pide que se le prohíba durante 20 años acercarse o comunicarse con ella a menos de 200 metros.

El juicio por estos hechos tendrá lugar la próxima semana en la Audiencia Provincial de Álava.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos