El patronato de la Vital fija un sueldo para su presidente con la oposición del PP

Jon Urresti, presidente de la Fundación Vital. / I. Aizpuru

Jon Urresti recibirá 50.000 euros al año, pese a que su entorno había asegurado que no tendría remuneración cuando contratase al director general ejecutivo

ANDER CARAZO

El presidente de la Fundación Vital, Jon Urresti, tendrá un sueldo de 50.000 euros al año. El patronato de la entidad financiera dio ayer luz verde a la propuesta, que contó con cuatro de quince votos en contra. Cuatro de los representantes nombrados por el PP -la quinta se abstuvo- rechazaron esta posibilidad, pero la mayoría que conforman las personas propuestas por el PNV y el PSE con el apoyo de un miembro de CC OO sirvió para que Urresti cuente ahora con una remuneración. Y eso que antes de su nombramiento -en diciembre- su entorno había hecho especial hincapié en que dejaría de cobrar cualquier cantidad una vez que contratase a un director general ejecutivo, figura que no existía hasta ahora. El economista Xabier Malax-Etxebarria ocupa ese cargo desde finales de marzo y el propósito inicial se ha diluido.

La noticia -que publicó ayer EL CORREO- fue criticada por el presidente del PP en Álava, Iñaki Oyarzábal, quien consideró que la decisión «va en detrimento de la actividad de la Fundación y contradice el compromiso adquirido por Urresti cuando accedió al puesto. Ya hace tiempo que se abrió una etapa distinta en las formas y maneras de funcionar de las entidades bancarias, que no se corresponden con la multiplicación de sueldos en la estructura directiva», afirmó.

Malax-Etxebarria se ocupará de las tareas financieras de orden interno y Urresti, aunque seguirá teniendo la última palabra en todos los asuntos, se centrará más en la representación institucional de la Vital. De hecho, este sociólogo y afiliado del PNV compaginará la presidencia de la Fundación con sus funciones de dirección en la empresa de encuestas Gizaker, lo que -según ha podido saber este medio- es compatible desde el punto de vista legal y laboral.

Según Oyarzábal, Jon Urresti ha intentado fijarse «de manera prácticamente unilateral un sueldo que sumado al del director general ejecutivo estaría duplicando la cifra que cobraba el anterior presidente (Fernando Aránguiz)».

Fotos

Vídeos