El Parlamento exige al Gobierno vasco que pague las cocheras del ´bus exprés’

Las actuales cocheras de Tuvisa en Aguirrelanda./
Las actuales cocheras de Tuvisa en Aguirrelanda.

El Gabinete Urkullu se niega y cuestiona que haga falta construirlas, aunque no cierra la puerta a una futura colaboración

IOSU CUETO

El Parlamento vasco ha aprobado esta mañana una moción que insta al Gobierno vasco, la Diputación y el Ayuntamiento a incluir el proyecto de construcción de las nuevas cocheras de Tuvisa en el convenio de colaboración para implantar el Bus Eléctrico Inteligente (BEI) en Vitoria. La propuesta ha contado con el respaldo de toda la oposición (EH Bildu, Podemos –el grupo proponente– y el PP) y el rechazo del Ejecutivo PNV-PSE. A pesar de ello, el Gobierno se ha negado a incluir esa posibilidad al considerar que esas instalaciones «no son necesarias», por lo que seguirá adelante con el proyecto sin cerrar la puerta a una futura colaboración para levantar el complejo más adelante, cuando el ‘bus exprés’ ya esté en marcha. No obstante, las posibilidades son limitadas teniendo en cuenta que el parlamentario jeltzale Luis Javier Tellería ha recalcado que esta cuestión es una competencia «municipal» y que el alcalde, Gorka Urtaran, «no ha pedido» que dichas cocheras se incluyan en el plan.

El proyecto del ‘bus exprés’ saldrá a concurso por 42,8 millones de euros. Según el convenio elaborado y que la oposición rechaza, en este reparto el Gobierno vasco aportará el 65% y la Diputación y el Ayuntamiento, el 35% restante a partes iguales. Es decir, el 17,5% cada institución. No obstante, la construcción de las cocheras está fuera del acuerdo y esa es la razón de las discrepancias. Por eso, tanto Podemos como el PP anunciaron sendas propuestas para exigir a Urkullu que dicho proyecto se incluya también en el convenio, como ya aprobó el pleno del Ayuntamiento el 26 de enero. EH Bildu también presentó ayer una tercera proposición basada en que el Gobierno vasco pague menos de lo exigido por los dos anteriores partidos, cerca de un «25%», en función de la parte proporcional que ocuparían los urbanos eléctricos en las teóricas cocheras que se levantarían para sustituir las que ahora tiene Tuvisa en Aguirrelanda.

El encendido debate parlamentario ha servido para comprobar que la espadas siguen en todo lo alto y que el Gobierno vasco no está dispuesto a variar su postura. En la defensa de su escrito de oposición, la popular Mari Carmen López de Ocariz ha preguntado «cómo es posible hablar de dar más protagonismo a movilidad eléctrica con una experiencia innovadora en Vitoria y al Gobierno le dé igual dónde se guardan las 13 unidades eléctricas». A su juicio, la consejería de Desarrollo Económico e Infraestructuras «se quiere comprometer, pero solo un poquito. Queremos que este convenio sea completo». Por su parte, José Ramón Becerra, de Podemos, ha dicho al presentar la moción que finalmente ha sido aprobada que ante una necesidad real de Vitoria, «los grupos se ponen a bailar alrededor del problema sin que nadie solucione esta cuestión. Vitoria necesita unas cocheras de autobuses nuevas». Urtaran dijo en octubre de 2016 que estaban «obsoletas» y que necesitaban «más espacio y puntos de carga específicos». EH Bildu ha lamentado a través de la también concejala Miren Larrion que «estamos aquí por culpa del alcalde de Vitoria, que ha optado por la política del avestruz sin afrontar los problemas».

Pero el Gobierno se ha mostrado firme. Luis Javier Tellería ha afirmado que se estaba dando por hecho que tales cocheras eran necesarias «y nosotros tenemos informaciones que dicen que no lo son. Si inicialmente no estaban previstas y nadie dijo nada, si hace dos meses aprobamos unos presupuestos que no incluían tales cocheras y nadie dijo nada… ¿A qué viene ahora que nos empeñemos en hacerlas necesarias?», ha dicho. «Otra cosa es que al final del proceso, resulte que vendría bien modernizarlas o hacer unas nuevas, que podría ocurrir, y entonces el Gobierno vasco, no lo dude, lo volvería a analizar con el Ayuntamiento y procedería a añadir, si acaso, una adenda al convenio para cooperar en su puesta en marcha. Que puede ser de mil formas, desde la elaboración del proyecto hasta la financiación completa. Pero siempre considerando que es una materia municipal y que Euskadi tiene, que yo sepa, por lo menos 248 municipios».

El socialista Eneko Andueza ha puesto en duda «que técnicamente sea necesaria» la construcción de unas nuevas cocheras porque «quizá pudiera bastar» con renovar las existentes. «Estoy convencido de que habrá informes técnicos que lo dirán así. Es suficiente con adecuarlas». El parlamentario ha zanjado que el proyecto del ‘bus exprés’ «va a salir adelante muy a pesar de ustedes».

Finalmente, la propuesta del PP, que era la que en realidad podía haber paralizado el convenio del BEI, ha sido rechazada con los votos contrarios de la coalición PNV-PSE y de EH Bildu, que no ha presentado una propuesta propia y se ha negado a «paralizar ni retrasar nada, como quiere el PP». Pero la coalición abertzale sí ha inclinado la balanza al votar a favor de la moción de Podemos, que con un menor nivel de exigencia «insta» a incorporar las cocheras en el convenio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos