La oposición ve a Urtaran proclive a una prórroga presupuestaria

Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria/Rafa Gutiérrez
Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria / Rafa Gutiérrez

Ni el PP ni EH Bildu ven al alcalde dispuesto a modificar un proyecto que tachan de «continuista»

ANDER CARAZO

Alrededor de 140 enmiendas parciales han presentado el PP y EH Bildu al presupuesto de 2018. A ninguno de los dos grupos municipales les ha convencido el proyecto económico presentado hace más de un mes por el alcalde Gorka Urtaran, a quien tampoco le ven con excesivas ganas de sentarse a negociar y ceder en los asuntos que ellos consideran necesario. Por esa razón, tanto populares como abertzales ven al regidor proclive a una prórroga presupuestaria o –como afirma la portavoz conservadora, Leticia Comerón- incluso a convocar una nueva cuestión de confianza, la argucia legal que en marzo ya le permitió al Gobierno PNV-PSE sacar adelante sus cuentas sin el apoyo del pleno.

La formación de Comerón no tiene muchas esperanzas de que en Vitoria se repitan los pactos que se están confeccionando a nivel autonómico y foral. «Nosotros sólo acordaremos si es bueno para la ciudad. Nuestra voluntad negociadora ya la hemos demostrado con el acuerdo de ordenanzas fiscales», ha defendido este lunes a la vez que ha revelado cómo se han mantenido dos encuentros para hablar sobre cuentas y, después de reunirse por última vez con el Gabinete Urtaran, el PP le trasladó una propuesta frente a un proyecto «continuista» sobre la que todavía siguen esperando una respuesta o una simple valoración. Una nueva muestra de que el deshielo que se percibió tras el pacto en impuestos, tasas y precios públicos fue un simple espejismo.

Pero tampoco parece que las cosas vayan a ser más sencillas con EH Bildu, el grupo que aupó al dirigente peneuvista al poder. «A pesar de tener 16 millones de euros más, el borrador de presupuestos de PNV-PSE sigue sin responder a las necesidades de los ciudadanos», ha censurado Miren Larrion, quien a la vista del panorama actual en el Ayuntamiento cree que Urtaran tiene puesto un pie en la prórroga –«estamos al 50%”, ha indicado- aunque todavía resten dos semanas para el debate inicial en la comisión de Hacienda. Y eso que, según la portavoz abertzale, su grupo ha buscado una fórmula que deja los proyectos «necesarios» para Vitoria en manos de otras instituciones como el Gobierno vasco –con el deseado soterramiento del tráfico en la rotonda de América Latina- o el centro contra la violencia machista, que tendría que contar con el respaldo económico de la Diputación alavesa. Si los abertzales no observan ningún acercamiento en las próximas semanas, ya han ‘reservado’ una enmienda a la totalidad para el proyecto de cuentas.

Podemos, que apoyó el primer acuerdo presupuestario y se abstuvo en el segundo de la legislatura, también ha anunciado que «no mantendrá el apoyo a Urtaran».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos