Ocho coches sufren destrozos en Llodio

Los destrozos de lunas y ruedas se produjeron durante la noche, pero no hubo robos. /Sandra Espinosa
Los destrozos de lunas y ruedas se produjeron durante la noche, pero no hubo robos. / Sandra Espinosa

De los vehículos, que se encontraban a la espera de reparación en el polígono de Altzarrate, no se sustrajo nada de su interior

MARTA PECIÑA

Ocho coches quedaron ayer destrozados en el aparcamiento situado en el polígono Altzarrate, que acoge el tanatorio y el hotel Valle de Ayala, entre otras actividades empresariales. La mayoría de los vehículos afectados tenían las lunas rotas y en algunos casos también habían sufrido pinchazos en la ruedas, aunque no se registraron robos en su interior. Casi todos son de un taller de reparación que se localiza en el mismo polígono. «Estaban a la espera de ser reparados, pero no he presentado denuncia porque no es la primera vez que ocurre», indicó el propietario del taller». En otra ocasión, «también pincharon las ruedas de varios coches. Parece que sólo buscaban destrozar porque sí, para hacer daño, sin más, porque no han robado nada», lamentó.

Los usuarios y vecinos de la zona mostraron ayer su preocupación por este incidente. «Tenemos muy poca vigilancia», señalaron. Aseguran que se han dirigido varias veces al Ayuntamiento por los problemas que ocasiona uno de los talleres de reparación del complejo industrial «y nos han dicho que no pueden hacer nada porque se trata de un espacio privado de uso público». Esas explicaciones no han hecho más que acrecentar el temor de las personas que trabajan en este espacio «porque al parecer no se nos puede prestar protección».

Sin embargo, son varias las denuncias que se han presentado ya por la suciedad que se acumula en este aparcamiento y el espacio que ocupan los coches que apenas dejan espacio para otros usuarios. «Hay algunos que están prácticamente abandonados como si esto fuera un desguace», se quejaron ayer. En cuanto a las actividades de uno de los talleres lamentaron que «se realizan los cambios de aceite en la calle sin ninguna precaución dejando regueros por el suelo».

Robos

Se trata de un incidente que se suma la oleada de robos que se han denunciado en viviendas en las últimas semanas. La comisaría de la Ertzaintza en Llodio ha registrado incidentes de este tipo, de los que siete han tenido lugar en Llodio y otros tres en Amurrio. También se ha visto particularmente afectada la localidad vizcaína de Arrankudiaga, donde se han contabilizado ocho denuncias. La mayoría de ellas, trece, han tenido como objetivo viviendas unifamiliares.

La Ertzaintza detuvo el pasado 23 de enero a dos jóvenes de 23 y 24 años de edad en las inmediaciones del apeadero de tren de Arrankudiaga. Cuando fueron trasladados a la comisaría se pudo confirmar su participación en tres robos que se habían producido esa misma tarde, en Llodio, Amurrio y en la cita localidad vizcaína. En la vivienda de Amurrio habían entrado franqueando una puerta trasera y en la de Llodio, forzando una ventana.

La Ertzaintza explicó ayer que «continuaremos indagando para confirmar la implicación de los arrestados en los dos robos perpetrados unas horas antes en poblaciones próximas y en otras acciones delictivas similares registradas en la zona en las últimas semanas». Mientras tanto, se han difundido en Llodio folletos para mejorar la seguridad domiciliaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos