El Ayuntamiento de Vitoria avisa: «Estamos obligados a tramitar las multas»

Un agente sanciona a un joven que circulaba en patinete./R. Gutiérrez
Un agente sanciona a un joven que circulaba en patinete. / R. Gutiérrez

El Ejecutivo Urtaran corrige al síndico y recuerda que, si hay ‘pronto pago’, se anula la posibilidad de recurrir

ANDER CARAZO

No habrá medida de gracia municipal para los auténticos paganos de la huelga de celo de los agentes locales, los vitorianos que están siendo multados sin piedad por comportamientos habitualmente tolerados por esos mismos policías. «En esta cuestión es imposible actuar de forma arbitraria», indicó ayer el Ejecutivo de Gorka Urtaran, arrojando así un jarro de agua fría a la petición del Defensor Vecinal, Martín Gartziandia, que la víspera había reclamado que no se tuviera en cuenta la cascada de sanciones, que cada día es más elevada y que consideró injusta porque tiene origen en un conflicto laboral que ha tomado a los ciudadanos como rehenes. «El Ayuntamiento tiene la obligación de tramitar las denuncias formuladas por los agentes de la Policía Local, independientemente de la cantidad de expedientes que se estén generando estos días, para no incurrir en una ilegalidad», apuntó el Consistorio en una nota en la tarde de ayer.

Pago voluntario

La concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo, agregó que además de esta obligación legal que anula la petición efectuada la víspera por el síndico, Gartziandia cayó en otro error de bulto, dejar la puerta abierta a que los ciudadanos «paguen y después recurran», lo que tampoco es posible. «La misma Ley de Tráfico señala que realizar el pago voluntario de una multa, con la consiguiente reducción del 50% de la sanción por pronto pago, implica una renuncia a formular alegaciones y da por cerrada la vía administrativa», indicó Gonzalo. «No se pueden generar falsas expectativas recomendando llevar a cabo un pago voluntario porque de esa forma se elimina toda la posibilidad de recurrir posteriormente», clarificó.

«No se pueden generar falsas expectativas en el ciudadano», afea Gonzalo al Defensor Vecinal Tras sus declaraciones

El síndico había considerado que, dado que la huelga de celo está multando comportamientos habitualmente tolerados por los agentes, el Gobierno local debería no tramitar las multas resultantes e invitó a los ciudadanos a acudir a su oficina para poner su queja.

El PNV arremete contra los agentes

El presidente del PNV alavés, José Antonio Suso, ha arremetido con dureza contra los policías locales, a los que acusa de «utilizar de manera perversa» a los ciudadanos en su conflicto laboral. El líder del ABB apunta que el tal conflicto «no es nuevo» -señaló que es ‘heredado’ de la época del PP- y que es el alcalde Urtaran quien ha puesto sobre la mesa la primera Oferta Pública de Empleo en años.

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos