El número de víctimas de violencia de género que recibe protección crece un 35% en Álava

Las víctimas de violencia de género van en aumento. /J. Zapata
Las víctimas de violencia de género van en aumento. / J. Zapata

Las mujeres atendidas por la Ertzaintza, en diferentes niveles según el grado de riesgo, han pasado de 774 a 1.045 en el último año

MARÍA JOSÉ PÉREZ

La violencia de género se ha convertido en Álava en un problema que, lejos de encaminarse hacia la erradicación, se sitúa en cifras más altas cada año. Si en el pasado ejercicio 2016 eran 774 las víctimas que contaban con algún tipo de protección por parte de la Ertzaintza, en este se contabilizan 1.045, lo que supone un incremento del 35%, según los datos ofrecidos por el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco. En el cómputo global del País Vasco, el incremento de casos se sitúa en el 8,84% pasando de 4.352 a 4.519 mujeres atendidas.

Desde el año 2000, la Policía autonómica tiene reglados sus procedimientos de actuación para prevenir y hacer frente al maltrato hacia las mujeres. Los protocolos actuales se pusieron en marcha en 2006 y se mejoraron en 2013. Cada vez que se detecta un nuevo caso, la Ertzaintza pasa a prestar protección activa a la víctima, cuyo nivel de riesgo se clasifica en cuatro niveles: básico, moderado, alto y especial. Además, la evaluación es continua por lo que puede variar si cambian las circunstancias de la víctima o el agresor.

Entre las medidas de seguridad, en los casos más graves se llega a dotar a mujer de una escolta personal. En este momento son 52 las víctimas que disponen de ella: 8 en el territorio alavés, 30 en el vizcaíno y 14 en el guipuzcoano. En ciertos casos, por orden judicial, se asigna al agresor una pulsera electrónica para asegurar el cumplimiento de la orden de alejamiento a la que ha sido sometido. La Policía vasca se encarga de gestionar los avisos de alerta de esos dispositivos. Ahora están activadas 22 pulseras, tres en Álava, dos en Gipuzkoa y 17 en Bizkaia.

Aunque no dispongan de este dispositivo, el número de casos en los que se dicta una orden de alejamiento es mucho mayor, llegando a las 2.702 en el conjunto de la comunidad vasca. De ellas, 393 corresponden a casos alaveses.

Servicio de telefonía

Otro de los sistemas que se ofrece a las mujeres que han sufrido algún tipo de maltrato de los englobados en la violencia de género -al margen de la formación en autoprotección que reciben todas ellas- es el ‘Bortxa’, un servicio de telefonía de urgencia. Se trata de una terminal con un enlace directo para casos de emergencias con el centro de coordinación de la Ertzaintza y con la comisaría que lleva su caso. Además, permite un acceso ágil al teléfono 900.840.111 del Gobierno vasco que ofrece atención 24 horas a mujeres víctimas de maltrato o agresiones sexuales.

Este dispositivo también cuenta con una activación de alarma con localización GPS, entre otras funciones. Hoy en día se registran 901 terminales en funcionamiento, de las que 254 se encuentran en Álava, mientras que las restantes se distribuyen entre Bizkaia (356) y Gipuzkoa (291).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos