El 92% de los niños extranjeros de Vitoria estudian en centros públicos

Varios alumnos acceden a un colegio de Vitoria./Rafa Gutiérrez
Varios alumnos acceden a un colegio de Vitoria. / Rafa Gutiérrez

La plataforma en apoyo a la escuela pública vasca denuncia la segregación que existe en Infantil y Primaria

MARÍA REGO

Los datos de matriculaciones correspondientes al curso en marcha (2017-2018) reflejan «un proceso de segregación» que lejos de «mejorar» en los últimos años «se ha ido consolidando y enquistando». La plataforma en defensa de la escuela pública vasca de Gasteiz ha retratado así la situación de los colegios vitorianos tras comprobar que el 92% de los alumnos extranjeros que cursan Infantil o Primaria (2.980 niños y niñas) se encuentran en centros públicos y que, por apuntar un ejemplo, en las dos ikastolas concertadas que funcionan en la ciudad sólo hay un par de escolares nacidos fuera de España. «El problema no se limita a su origen sino a que se trata del alumnado más desfavorecido y con mayores necesidades, no sólo educativas», han denunciado Ainhoa Astigarraga y Maite Huarte desde este colectivo.

En esta radiografía, han destacado que un total de 19 colegios públicos de Vitoria superan el 30% de chavales extranjeros en estos ciclos educativos y en ocho de ellos ese porcentaje se halla por encima del 50%, es decir, más de la mitad de sus matriculados son extranjeros. Esta tendencia «es especialmente clara en Infantil» aunque, han advertido, si no se toman medidas para evitar la segregación, la situación se extenderá en unos años hasta Secundaria. La plataforma se ha referido asimismo a las diferencias en cuanto al modelo lingüístico y, así, mientras los niños nacidos en otros países son mayoría en los tres colegios públicos donde se imparte el modelo A -con el B sucede algo parecido-, sucede justo lo contrario cuando estudian en un centro concertado.

La plataforma en defensa de la escuela pública vasca ha reivindicado la diversidad como «una riqueza y una oportunidad» que se ha convertido en «un tremendo problema y una bomba de relojería» por la gestión del Ejecutivo autónomo. «Es nefasta», han asegurado tras lamentar que el Departamento vasco de Educación no haya atendido sus demandas. Con la intención de que esta situación sea conocida por los ciudadanos y en busca de posibles medidas, el colectivo ha convocado una asamblea abierta para el próximo jueves, a partir de las 18.00 horas, en El Campillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos