La Navidad como expresión cultural

Jesús Prieto Mendaza durante la lectura del Pregón de Navidad en la Iglesia del Carmen de Vitoria. /Blanca Castillo
Jesús Prieto Mendaza durante la lectura del Pregón de Navidad en la Iglesia del Carmen de Vitoria. / Blanca Castillo

El antropólogo Jesús Prieto Mendaza defiende la celebración tradicional de la Navidad en el pregón que abre este periodo

JUDITH ROMERO

Las luces de Navidad y el Belén de la Florida se prendieron a principios de diciembre en la capital alavesa, pero el periodo festivo entró este martes en su recta definitiva con la lectura del Pregón de Navidad en la Iglesia del Carmen. «Me siento halagado porque hayan contado conmigo para dar la bienvenida a esta etapa familiar de recogimiento doméstico», agradeció el antropólogo Jesús Prieto Mendaza, responsable de dar la bienvenida a los días situados entre Adviento y la llegada de los Reyes Magos. Su discurso defendió el valor de la Navidad más allá de la fe cristiana o la religiosidad para situarla en un plano de expresión cultural o patrimonio inmaterial.

Las fiestas paganas propias del solsticio de invierno se readaptaron con el proceso de la cristianización hasta rememorar el nacimiento de Jesucristo un 25 de diciembre de hace 2017 años. Una de sus expresiones son los belenes, que este año reciben nuevos personajes en su representación del Parque de la Florida. «A pesar de la introducción de elementos como el abeto, Santa Claus o el Olentzero, sigue siendo el elemento ritual que más se acerca a la esencia de la Navidad», reivindicó Prieto Mendaza. Consciente de que algunas costumbres y tradiciones navideñas están perdiendo arraigo con el paso de cada Navidad, el antropólogo hizo un llamamiento a ignorar las modas y mantener «los sustentos antropológicos que han definido nuestra identidad hasta nuestros días».

Cada vez es más común encontrar celebraciones del Solsticio de Invierno, fiestas de la Luz o escuchar villancicos a niños llamados Peru, como en algunos colegios públicos de Bizkaia.

Despertarse siendo un niño

«Pero las manifestaciones de origen religioso que se dan en esta sociedad cada vez más secularizada son rasgos de expresión cultural más allá de una expresión de fe», afirma el antropólogo, quien puso como ejemplo cómo se viven las Navidades en ciudades europeas consideras más laicas que otras como la capital alavesa. «En Alemania el momento de encuentro familiar y socialización más importante tiene lugar en torno al Christmas Markt, y lo mismo ocurre en lugares como la Grand Place de Bruselas», señaló sin dejar de hacer referencia a la columnista Erma Bombeck. «No hay nada más triste en este mundo que levantarse en la mañana y no ser un niño», valoró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos