Navaridas recupera 14 sepulturas en la necrópolis medieval de Santa Eulalia

Los últimos hallazgos apuntan a una necrópolis importante en la zona de Santa Eulalia. /E. C.
Los últimos hallazgos apuntan a una necrópolis importante en la zona de Santa Eulalia. / E. C.

La zona cuenta ya con dos yacimientos y todo apunta a una extensa área de interés arqueológico

IÑAKI GARCÍA

Navaridas sigue descubriendo su pasado. El municipio de Rioja Alavesa, que ya alberga el Alto de Castejón, continúa trabajando para poner en valor su patrimonio histórico. Dentro de ese recorrido, la localidad ha recuperado la Necrópolis Medieval de Santa Eulalia con el objetivo de potenciar su atractivo turístico y, como consecuencia, atraer más visitantes a sus calles.

El alcalde del municipio, Miguel Ángel Fernández, se muestra muy satisfecho con los pasos que se están dando. «Nuestro objetivo cuando entramos a gestionar el pueblo era colocar a Navaridas en el mapa y creo que, poco a poco, lo estamos logrando porque cada vez viene más gente a conocernos», señala. En la consecución de esa meta, el Ayuntamiento riojanoalavés se ha ayudado, por ejemplo, de la apertura del Centro de Interpretación del Alto de Castejón, un poblado de la Edad de Hierro cuya recuperación acabó el año pasado y que puede visitarse a través de un circuito señalizado. «Que un pueblo tan pequeño como Navaridas cuente con dos yacimientos de esta categoría es algo de lo que debemos presumir y mostrar a la gente», apunta Fernández.

En este segundo yacimiento, se han hallado 14 sepulturas excavadas en roca que datan del Alto Medieval. Sin embargo, todo apunta a que la zona arqueológica es mucho más amplia y que en los alrededores se ubicaría el templo de Santa Eulalia y el despoblado medieval asociado, ocupando una extensión próxima a 12 hectáreas. De hecho, el objetivo de las próximas excavaciones es localizar tanto el templo como el poblado.

Santa Eulalia se localiza a menos de un kilómetro de Navaridas, cerca de la muga entre la localidad y Leza, con acceso a través de la carretera A-3212. La necrópolis, ocupada en su mayor parte por viñedos, se encuadra en el archipiélago de estas construcciones rupestres medievales diseminadas por el piedemonte meridional de la Sierra Cantabria y estará lista para visitarse a principios del próximo año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos