Mercedes trabajará tres sábados este mes para llegar a una producción histórica

Un operario trabaja en la cadena de montaje de Mercedes en Vitoria. / Rafa Gutiérrez

La dirección activa como laborables los días 7, 21 y 28 en los diferentes sectores productivos de montaje y pintura

JUAN CARLOS BERDONCES

La actividad no para en la principal industria vasca y la única dedicada a la fabricación de vehículos. La planta que Mercedes Benz tiene en Vitoria atraviesa por el mejor momento de su historia y sus responsables quieren aprovecharlo. También en este mes de octubre que acaba de comenzar habrá producción en sábado. En concreto, la dirección ha trasladado a sus trabajadores que los días 7, 21 y 28 serán laborables en los diferentes sectores productivos de montaje bruto, pintura y montaje final. «Está afectado todo el personal directo e indirecto coaligado a los mismos», detalla el comunicado que la compañía ha enviado a la plantilla. Para el 14, en cambio, no hay prevista actividad, porque tampoco el viernes 13 será productivo en la empresa -Mercedes hará puente por la festividad del Día del Pilar, jueves 12 de octubre-.

La producción de 148.000 unidades de los modelos Clase V y Vito prevista para este año supone un nuevo récord de la factoría alavesa, aunque la cifra cada vez se aproxima más a las 150.000 o incluso por encima. Este registro se ha ido incrementando con el paso de los meses debido al éxito que están teniendo ambos vehículos en el mercado internacional, sobre todo el lujoso monovolumen Clase V. Y en consecuencia la fabricación ha de responder a esas demandas de los clientes.

Si se mantiene esta línea de aquí al final de año, Mercedes-Vitoria tendrá la necesidad de incorporar nuevos operarios eventuales también porque la activación de sábados laborables en noviembre y diciembre parece un hecho. El número aproximado de temporales podría rondar los 300.

Recurren la sentencia

Y también antes de acabar este ejercicio 2017 un total de 600 de los 1.200 operarios eventuales que tiene actualmente la planta pasarán a tener un contrato indefinido tras el acuerdo alcanzado entre la dirección y los cuatro sindicatos firmantes del convenio -UGT, Ekintza, la Plataforma Independiente de Mercedes (PIM) y CC OO-. De esta forma, en apenas un año la multinacional alemana habrá incorporado en su nómina en Vitoria a 1.350 trabajadores.

Por otra parte, las centrales ELA, CC OO, LAB y ESK tienen previsto recurrir la sentencia del Juzgado de lo Social número 3 de Vitoria que resolvió a favor de UGT la demanda que este sindicato presentó contra el comité de empresa de Mercedes por «vulneración de la libertad sindical» al sentirse «marginado» en la toma de decisiones y no tener acceso a la misma información que el resto de centrales.

La empresa necesitará incorporar más operarios eventuales antes de final de año para afrontar el aumento de pedidos

Esas cuatro centrales que forman un bloque mayoritario en el comité elevarán su recurso al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) porque «la sentencia dice que no dejamos a UGT participar en las comisiones cuando somos nosotros los que no estamos», dijo el presidente del comité, Igor Guevara, de ELA. Asimismo, añadió que en el escrito judicial «se recoge que nosotros no tenemos derecho a interpretar las intenciones de UGT», en alusión a su anuncio de trabajar como sección sindical, fuera del comité, «pero siguen sin acudir a las reuniones del comité y hoy (por ayer), como primer lunes de mes, ha habido una, ellos lo sabían y tampoco han aparecido», dijo Guevara.

Sin embargo, desde UGT replican que «sigue sin haber una convocatoria oficial del pleno con una hora y un orden del día con los asuntos a tratar».

Fotos

Vídeos