La jueza de Violencia envía a prisión al asesino de María José y Florentina

Ertzainas y sanitarios trasladan al presunto asesino a la ambulancia./Igor Aizpuru
Ertzainas y sanitarios trasladan al presunto asesino a la ambulancia. / Igor Aizpuru

En Zaballa se le aplicará el protocolo antisuicidio y, asimismo, imponen a Javier R. la prohibición de comunicarse con sus dos hijos menores

David González
DAVID GONZÁLEZ

La jueza de Violencia sobre la Mujer acaba de decretar el ingreso preventivo y sin fianza en la prisión provincial de Álava de Javier R., el presunto asesino de María José, su expareja, y de Florentina, la madre de ella. En breve, efectivos de la Ertzaintza le trasladarán a Zaballa. Con esta decisión judicial, el supuesto asesino, que se ha negado a declarar, permanecerá encerrado hasta la celebración del juicio, que podría demorarse un par de años, ya sea en este penal o en otro más alejado, donde no sea tan conocido y se rebaje el riesgo de sufrir represalias por parte de otros internos.

Javier. R., que sólo sufrió rasguños tras caer el viernes desde el octavo piso donde supuestamente acabó con las vidas de María José y Florentina, no ha querido comer ni beber. Por eso, en la tarde de ayer fue evacuado a Txagorritxu desde los calabozos de la comisaría de Portal de Foronda. En el centro hospitalario le aplicaron suero. Esta mañana, de vuelta a los calabozos, le han trasladado al Palacio de Justicia de la Avenida de Gasteiz.

Aparte del ingreso en Zaballa, a petición de la Fiscalía alavesa, se le ha impuesto una orden de alejamiento y comunicación con sus dos hijos menores, a los que dejó huérfanos de madre el viernes. Ambos estaban en el colegio cuando ocurrieron los hechos.

Dada su reacción posterior –negativa a comer y a beber–, Instituciones Penitenciarias le aplicará el protocolo antisuicidio, así como dispondrá medidas adicionales para garantizar su seguridad dentro de la cárcel alavesa.

Respecto a este protocolo, fuentes consultadas explican que lo normal es que el recluso permanezca en una celda «en compañía de otro interno de confianza» de la dirección del centro. Este 'guardaespaldas' tendrá como cometido principal impedir que Javier R. pueda autolesionarse. En estos casos, también suele optarse por que el interno no comparta horarios con el resto de presos; ni en el patio ni en las comidas.

Concentración en Deleitosa

Este hombre es el presunto autor del doble asesinato que el viernes sobresaltó a la capital alavesa. Los hechos ocurrieron en la vivienda de María José, ubicada en la calle Julián de Arrese, en el barrio vitoriano de Lakua-Arriaga. Tras acabar, presuntamente, con la vida de ambas, Javier R. incendió la vivienda. Salió a una ventana acosado por las llamas y se precipitó desde el octavo piso para caer sobre un colchón colocado por los bomberos que amortiguó milagrosamente el golpe.

Ingresó en Santiago, donde descartaron heridas graves. Sólo presentaba «rasguños». El sábado ya pasó a los calabazos de la comisaría de Portal de Foronda. Y en la tarde de ayer, al negarse a comer y beber, la Ertzaintza le evacuó al hospital Txagorritxu como medida de precaución.

Tras el doble crimen, miles de personas salieron a las calles en Vitoria en solidaridad con las familias de las víctimas y en repulsa a semejante acción. En Deleitosa, localidad extremeña de la que eran naturales María José y Florentina, también se ha realizado una concentración ciudadana para hoy.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos