La jueza «obvia» la declaración de Gaspar, ex responsable del Hiriko, por no considerarla necesaria

Armando de Sousa Gaspar/
Armando de Sousa Gaspar

Fija para el 4 de diciembre la última sesión, centrada en las conclusiones, del juicio sobre el fallido proyecto del utilitario eléctrico

SALVADOR ARROYO

El juzgado de lo Mercantil 1 de Vitoria ha programado para el próximo 4 de diciembre la última de las sesiones, en la que los abogados emitirán sus conclusiones, sobre el conocido como ‘caso Hiriko’; el procedimiento que se sigue desde hace más dos meses en relación con una presunta quiebra culposa de la sociedad Afypaida, que impulso el desarrollo del fallido coche eléctrico que dilapidó más de 18 millones de euros en ayudas públicas, principalmente del Estado. Con esta decisión, la jueza titular de la sala adelanta el final del proceso. Ha desestimado finalmente la declaración de Armando de Sousa Gaspar, que fuera directivo de la Mercedes, y que se responsabilizó del Hiriko en los últimos años del proyecto.

La magistrada, en una providencia comunicada esta mañana, considera que la declaración de Gaspar por videoconferencia desde Alemania, que inicialmente se fijó para el 10 de noviembre y que no llegó a producirse, queda anulada porque «quienes proponen la testifical no han expresado hechos concretos sobre los que habría de declarar este señor y respecto de los que no hayan interrogado a al menos a tres testigos».

Queda obviada, por tanto, su versión de los hechos, que había sido requerida por la Fiscalía. La jueza ya expresó el pasado 17 de octubre, durante una de las sesiones del juicio, que tanto la declaración de Gaspar como la de Joan Villadelprat, el ingeniero que lideró el otro proyecto automovilístico impulsado durante el Gobierno de Juan José Ibarretxe, le resultaban prescindibles. Sugirió de hecho tanto a la Fiscalía como a la Abogacía del Estado que renunciasen a los dos testigos porque «ya tengo material más que suficiente para resolver». Una sugerencia que no fue aceptada por la acusación. Villadelprat –en un segundo intento, porque inicialmente «no pudo ser localizado» por el juzgado- declaró durante apenas 10 minutos. Y en el caso de Gaspar, finalmente se ha desestimado.

La presidenta de la sala debe dilucidar en este juicio si existió una gestión gravosa para Afypaida por parte de sus cuatro responsables, Jesús Echave, que fuera consejero de Kutxabank a propuesta del PNV, el exconcejal jeltzale en el Ayuntamiento de Vitoria, Iñigo Antía, y los también empresarios José Luis Bengochea y Fernando Achaerandio.

La Fiscalía recurrirá

En la providencia se recuerda que se han practicado un total de 26 testificales desde que arrancó el juicio, el pasado 16 de septiembre, precisamente con la comparecencia de los cuatro encausados. La jueza considera que se encuentra ya «lo suficientemente ilustrada» en relación a la clave fundamental de este caso mercantil: la quiebra de Afypaida año y medio después de quedar evidenciado que carecía de liquidez y de haber iniciado un proceso concursal que no culminó en el plazo legal establecido.

Tras la decisión comunicada hoy por la magistrada a las partes, se abre un periodo de cinco días hábiles en los que se ofrece la posibilidad de impugnación mediante recurso de reposición. Un paso que, según ha podido confirmar EL CORREO, se dará desde la propia Fiscalía Provincial de Álava, que ha venido insistiendo en la necesidad de recabar el testimonio de Armando Sousa Gaspar, que fue directivo de Mercedes antes de asumir el control del Hiriko. Con su llegada y según las declaraciones que se han escuchado en las últimas semanas, el proyecto originario, que contemplaba desarrollar un coche eléctrico de reducido tamaño y elevada maniobrabilidad, tomó un camino diferente «y más viable» para su llegada al mercado. El proyecto Hiriko terminó reducido a un prototipo inservible. El caso tiene una derivada por vía penal que se encuentra en fase de instrucción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos