La jueza envía a prisión a tres de los cinco implicados en la agresión sexual de Vitoria

Varios coches de la Policía Local, en un control en Vitoria./E. C.
Varios coches de la Policía Local, en un control en Vitoria. / E. C.

El Ayuntamiento convoca una concentración para este martes, a las doce, en la plaza de España como repulsa al ataque de Txagorritxu

David González
DAVID GONZÁLEZ

El juzgado de Instrucción número 2 de Vitoria ha decretado prisión preventiva para tres de los cinco jóvenes involucrados en una supuesta agresión sexual, ocurrida la mañana del pasado viernes en el barrio de Txagorritxu. La titular de la sala ha considerado que existen indicios suficientes de que podrían haber cometido un delito de agresión sexual y otro de robo con violencia. Los tres reos preventivos, con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años, ya han sido trasladados a la prisión provincial de Álava. Un cuarto joven ha sido entregado a la Policía Nacional al encontrarse en situación irregular. Y al quinto se le ha puesto una orden de alejamiento de la víctima.

En este sentido, el Ayuntamiento de Vitoria ha mostrado su «más enérgica condena y rechazo de la agresión», así como su «apoyo y cercanía hacia la víctima y su entorno poniendo a su disposición los recursos psicológicos, jurídicos, sanitarios, de protección y de acogida que requiera y garantizando que cuenta con toda la información que afecta a sus intereses». Todos los grupos municipales participarán este martes, a las doce horas, en un concentración de repulsa en la plaza de España, convocada bajo el lema 'Vitoria-Gasteiz: contra las agresiones machistas'.

El Consistorio vitoriano insiste en que la violencia machista es una grave vulneración de los derechos humanos y un problema social de primer orden que atenta contra la dignidad y la integridad física y moral de las mujeres y del colectivo LGTBI, por lo que seguirá impulsando medidas para responder forma contundente a cualquier agresión de este tipo.

Los hechos se produjeron minutos después de las 7.00 horas del viernes, cuando una patrulla que realizaba labores de vigilancia por la calle Domingo Beltrán fue requerida por un joven acompañado de una mujer, en estado muy nervioso. Según este chico, la mujer había sido objeto de «un robo de tarjeta de crédito, DNI y algo de dinero en efectivo».

El estado de la víctima, según informó el Ayuntamiento de Vitoria, «levantó las sospechas de la patrulla, y una agente femenina se entrevistó a solas con ella». Más tranquila, la joven les relató que, «cuando salía de un bar» –en realidad un conocido pub de la calle Sebastián Fernández de Leceta– «con su acompañante, se han encontrado con unos conocidos de éste. En un momento dado, le han introducido en un portal y varios han comenzado a realizarle tocamientos, además de robarle. Su acompañante ha tratado de frenarles pero se lo han impedido, siendo agredido».

Durante la conversación con los uniformados, el chico atacado reconoció a dos de los supuestos agresores, quienes se acercaban a su posición. Así que la patrulla procedió a su detención. A los demás implicados, las patrullas les interceptaron poco después gracias a las descripciones dadas por las víctimas.

Los arrestados pasaron a disposición del juzgado de guardia, Instrucción número 2, que ha decretado el ingreso preventivo de tres de los involucrados. Por su parte, la víctima fue trasladada al Grupo de Violencia de Género, en las instalaciones de Aguirrelanda. Aparte de denunciar los hechos, se le ofrecieron servicios de apoyo, asistencia y asesoramiento. Horas después, durante la madrugada del sábado, se detuvo a un quinto implicado.

Fuentes policiales conocedoras de la investigación enmarcaron el ataque en un «posible ajuste de cuentas, ya que los atacantes conocían a la chica de vista y, aparte de robarle y hacerle tocamientos, pudo haber también un episodio de coacciones y de amenazas por otro asunto en el que ella también fue víctima».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos